Arén acoge la II Prueba de Trabajo con Perros de Rastro

Este fin de semana, la localidad ribagorzana de Arén acogerá, la segunda edición de esta prueba que, el año pasado, por primera vez, se llevó a cabo en Aragón. En esta ocasión participarán ocho jaurías, tres de Francia, una de Asturias, dos de Barcelona y dos de Huesca. La actividad está organizada por la Real Sociedad Canina Española, el Club Español del Azul de Gascuña y la Colla del Jabalí de Arén. Es el único evento de estas características, que se celebra en Aragón, y se espera repetir el éxito de la primera edición.

Audio sin título
Audio sin título

La actividad comenzará todos los días a las 8 con el sorteo y el desplazamiento hacia las zonas de participación y contará con la presencia de tres jueces expertos en perros de grupo 6 (perros de rastro).

La prueba consiste en realizar trabajo de jauría, es decir, que los perros, durante dos horas, realicen las tres fases que los perros de rastro deben hacer sobre jabalí. El viernes participarán dos jaurías y sábado y domingo, tres cada día.

Participarán, en total, 64 perros, sobre todo, de raza grifón azul, anglo francés y porcelana, (distribuidos en jaurías de 8 componentes), y puntuará, especialmente, la cohesión y empuje de la jauría y que no persigan ninguna otra pieza que no sea un jabalí.

Los perros de las jaurías suelen ser de la misma raza o de razas con características muy similares, que cazan juntos, habitualmente, y que trabajan como un equipo.

No hay ganador pero sí se puntúa a cada perro y después se suman los obtenidos por los miembros de cada jauría con el objetivo de dar con el mejor perro y avanzar en la mejora de la raza.

Las pruebas con perros de rastro gozan de mucha afición, sobre todo, en Francia aunque, en España, cada vez es más el interés que despiertan. De hecho, ya se puede decir que hay jaurías igualadas a las de Francia aunque el país vecino sigue por delante en cuanto al número de razas.

Destacar que en Cataluña, se hacen dos pruebas, y en Aragón el año pasado fue Arén la localidad que albergó la primera actividad oficial.