10 meses para conocer el resultado de una mamografía en el hospital de Barbastro

Hospital Barbastro

Las listas de espera sanitarias continúan su escalada. En el hospital San Jorge hay 800 pacientes que llevan más de seis meses esperando una operación, una cifra que duplica la del pasado mes de junio y que multiplica por más de cinco la de junio de 2012. Además de la espera quirúrgica, preocupa especialmente a los profesionales el “atasco” en algunas pruebas diagnósticas de especial relevancia como pueden ser las mamografías u otras pruebas de rayos.

La información aportada por los profesionales del hospital de Barbastro al sindicato Cesm, habla de un retraso de 10 meses para informar de los resultados de una mamografía. Esta prueba detecta quistes, fibrosis o tumores, lo que convierte en vital el tiempo de espera.

Lorenzo Arracó, secretario general del sindicato médico Cesm Aragón, asegura que “es allí donde está el atasco”. Tras seis meses hasta que se hace la prueba pueden pasar otros cuatro hasta que se estudia la imagen (mamografías, ecografías o TAC) y se evalúa su importancia.

El sindicato médico CESM es quien ha recopilado datos sobre listas de espera a través de los propios profesionales. Es la única forma de saber la situación actual, ya que el Gobierno de Aragón actualiza información desde hace nueve meses.

800 PACIENTES LLEVAN ESPERANDO MÁS DE 6 MESES EN EL SAN JORGE

En cuanto al tiempo de espera para una operación, destaca el incremento exponencial de los pacientes que llevan más de seis meses esperando. Según datos del sindicato médico ascienden a 800 en el hospital San Jorge. El servicio de traumatología encabeza este dudoso ranking. Hay 1.176 personas en la lista de espera para una operación de esta especialidad como pueden ser prótesis de cadera o rodilla, 621 de ellos llevan más de 6 meses esperando. Entre 6 y 8 meses para la primera consulta con el hematólogo, tres para el ginecólogo, cuatro meses para hacer una ecografía o 200 personas que llevan más de seis meses esperando una mamografía en el hospital San Jorge. El problema es generalizado en los hospitales aragoneses y también de España, apuntan desde el sindicato. Malas perspectivas en una situación en la que el propio consejero de Sanidad, Ricardo Oliván, ha reconocido que se ha pasado la línea roja. Las causas: eliminación de horas extraordinarias o baja tasa de reposición. La consejería ha anunciado una nueva concertación con clínicas privadas y ha conseguido aumentar el número de intervenciones en horario ordinario. A pesar de ello el problema continúa al alza.