La DGA presentará un recurso contencioso-administrativo por las diferencias en el déficit

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, reconoce que la comunidad incumplió el objetivo de déficit el año pasado, pero asegura que no son los 254 millones que fija la Intervención General del Estado, sino 81 millones de euros. Por eso, ha anunciado que los servicios jurídicos del Gobierno de Aragón están preparando un recurso contencioso-administrativo contra el ajuste extrapresupuestario que desde el Ministerio de Hacienda denominan “de recaudación incierta”.

La Presidenta de Aragón era contundente al afirmar que no defiende el incumplimiento y que le hubiera gustado ajustarse al déficit establecido, “una condición necesaria, pero no suficiente para mejorar la situación económica”.

Rudi daba a conocer este jueves los datos de que dispone el ejecutivo autonómico sobre la ejecución del Presupuesto del ejercicio 2013, a un 97’19%. También explicaba los gastos del mismo, a un 94’57%. En cuanto a los ingresos, la presidenta aseguraba que ha sido “muy similar" al de 2012 y ajustado a las previsiones del Gobierno regional.

Refiriéndose a esa diferencia entre el Estado y la DGA sobre el déficit, recordaba Luisa Fernand Rudi que tras el ajuste presupuestario vienen los ajustes de contabilidad nacional que son los que realiza la Intervención General del Estado y que, teóricamente, deben someterse al principio de devengo. Sin embargo, por parte de la Administración General del Estado, se aplica el “criterio de caja” para los derechos reconocidos, es decir, realiza un ajuste en lo que denomina “recaudación incierta”, que es la diferencia entre los derechos reconocidos y los recaudados. A esto hay que añadir el gasto de farmacia, actualmente cargado a 13 meses, y la aplicación de criterios heterogéneos para gastos e ingresos procedentes de la Unión Europea.

Explicaba la presidenta que “frente a esos ajustes hay otros que sí que son correctos. Por una parte, los 124 millones de gasto sanitario registrado en su sistema especial y otros ajustes en positivo que suman 43 millones”.