IU propone crear el “Observatorio de la contratación” para vigilar las contratas municipales

El grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huesca reitera la necesidad de incluir cláusulas sociales en las contratas municipales. La propuesta es que el consistorio valore, a la hora de adjudicar una obra o servicio, una serie de cláusulas sociales y de calidad laboral. A esta idea suma ahora la de la crear un “Observatorio de la contratación” para controlar antes y después de la contrata que se cumplan las condiciones del servicio y se respeten los pactos laborales.

En opinión de IU el tema de las contratas municipales es “inaceptable”, y habla del servicio de limpieza viaria gestionado por la empresa FCC.

Pilar Novales, portavoz de IU en Huesca, considera una “falsedad” que el equipo municipal se interesa por las condiciones de los trabajadores, porque “tuvo la oportunidad de ejercer presión a la empresa no firmando la ampliación del contrato, y lo hizo”.

La propuesta que ahora IU añade a la inclusión de cláusulas sociales en la contratación pública del ayuntamiento, es la de crear un “Observatorio de la contratación”. Es una iniciativa que éste grupo político ha impulsado en el Ayuntamiento de Zaragoza, donde ya está en marcha. Su función es la de inspeccionar a las empresas concesionarias sobre para que cumplan lo acordado en el pliego y lo hagan sin modificar las condiciones de los trabajadores, algo que han debido prever al concurrir al concurso.

Además de vigilar, la función de este Observatorio también incluiría un trabajo previo a la contratación. Establece una vía para recoger propuestas ciudadanas, sindicales y de asociaciones mientras se está redactando el pliego.

Este viernes IU se reunía con los sindicatos para comenzar a trabajar un texto que presentarán al consistorio. El objetivo final, que haya un control más riguroso del dinero público.

En cuanto a las cláusulas sociales, el texto de IU recoge la opción de que sean obligatorias o se valoren con puntuación. Detalla condiciones para contratar personas con especiales dificultades laborales, un mínimo de contratos para el sector de la discapacidad, premiar la contratación femenina o la calidad en el empleo. También recoge la posibilidad de asignar un número de puntos a quien realice contratos indefinidos, se comprometa a realizar subcontratas a empresas de inserción o centros especiales de empleo, a quien integre el comercio justo en su propuesta o de una dimensión comunitaria al proyecto.