Antonio Cosculluela subraya la cualificación y profesionalidad de los bomberos de la provincia

Bomberos. DPH

El presidente de la DPH, Antonio Cosculluela, destacaba la cualificación y profesionalidad de los bomberos de la provincia, coincidiendo con la clausura del Plan de Formación Continua que tenía lugar este sábado en el Vivero Provincial. Sobre el desarrollo de la nueva Ley de prevención y extinción de incendios impulsada por la DGA, se mostraba cauto, pero exigía que “los diseños y estructuras que se planteen sean racionales, sostenibles y que se puedan pagar”.

En este punto también pedía que se cuente con la participación de todos. Según la ley, la competencia es de la Comunidad Autónoma por lo que, como concretaba Cosculluela, “independientemente de quien la ejerza tendrá que responsabilizarse de financiar el servicio”.

A este respecto se daban algunos datos con las cifras que se manejan en este ámbito a nivel nacional. Teniendo en cuenta la población de la provincia de Zaragoza, alrededor de 300.000 habitantes sin la capital y con 160 bomberos profesionales, el ratio sería de un bombero por cada 1.700 habitantes, mientras que en la provincia de Huesca sería de 300 habitantes por cada bombero.

En la última década, explicaba el director de los cursos Luis Medina, se han formado 600 bomberos, que cuentan con conocimientos en caso de incendios y también sanitarios para atender a una persona”. De esta forma, señalaba, queda justificado el esfuerzo que se hace por introducir en el tejido social de la provincia de Huesca a estas personas”.

La clausura del Plan de Formación Continua para Bomberos desarrollado a lo largo del último año coincide, a su vez, con el inicio del curso básico contra incendios de 2014, cuyos alumnos realizaban sus primeros ejercicios prácticos. Allí se hacía entrega de los diplomas acreditativos a los alumnos que han superado esta formación con el doble objetivo de aportar conocimientos básicos a los voluntarios de los diferentes parques municipales y comarcales y de la especialización y reciclaje de los profesionales en activo.

Cosculluela aseguraba que lo que más le preocupa es que los parques sigan funcionando y lo hagan en condiciones de seguridad. Motivo por el que no solo se ha mantenido la partida presupuestaria sino que se ha incrementado, de manera que la Diputación destinará este año al ámbito de Protección Civil más de 500.000 euros, entre las subvenciones para gastos en los parques y adquisición de material, el mantenimiento de equipos de respiración y la formación. A esto hay que sumar otra cantidad similar del área de Obras dedicada únicamente a la vialidad invernal, que también se realiza a través de los parques comarcales.