Termina un buen mes de marzo para las estaciones del Pirineo Aragonés

Formigal nieve nevada esquí

En el cómputo del sábado y domingo el fin de semana puede calificarse en general de positivo para las estaciones del Pirineo Aragonés. El domingo ha sido un día con cielo cubierto, con débiles rachas de viento, que han permitido que las estaciones pudiesen funcionar prácticamente con el cien por cien de sus remontes y pistas. También constante a lo largo de este mes de marzo han sido los atascos en el Monrepós, que este último domingo también se producían a consecuencia de la cantidad de coches que volvían a sus casas tras pasar el fin de semana en el Pirineo.

Los responsables de los centros invernales se muestran satisfechos con él último fin de semana de marzo, que ha contado con una buena animación en pistas. El mes de marzo, aunque siempre puede ser mejorable, puede calificarse de positivo para el sector de la nieve y servicios de los valles Pirenaicos. A diferencia del los meses de enero y febrero, el tiempo ha sido bastante más estable, con muchas jornadas de sol, aparcamientos llenos y alta ocupación hotelera, principalmente los fines de semana.

Por otro lado los centros invernales cuentan con una gran cantidad de nieve, que en las zonas altas supera los tres metros. La calidad de la nieve es polvo dura. Las estaciones aragoneses ofertan 300 kilómetros esquiables. En cuanto a los espacios nórdicos, las estaciones de fondo tienen 80 kilómetros de circuitos marcados,

Faltan tres semanas para terminar la temporada invernal, que concluirá tras la celebración de la Semana Santa. Como fecha probable se encuentra el día 21 de abril, aunque dependerá finalmente de los condiciones de la nieve.

Para animar a los esquiadores a realizar las últimas bajadas de la temporada, las estaciones ofrecen estos días precios especiales, con descuentos en los abonos de día.

En cuanto al riesgo de aludes y avalanchas, , en la zona de la Jacetania y el Alto Gallego hay riesgo 3 , es decir notable y 4, es decir fuerte, por encima de los 2.000 metros, En la zona del Sobrarbe y Ribagorza, el riesgo es 2 y por encima de 2.000 es de 3.