5,7 millones de euros para el desmantelamiento del antiguo vertedero de Bailín

La eliminación del foco de contaminación originado años atrás por los vertidos de residuos de la antigua fábrica de pesticidas Inquinosa en Sabñánigo se iniciarán el 7 de abril. La directora general de Calidad Ambiental del Gobierno aragonés, Pilar Molinero, tras realizar una visita con técnicos de su departamento a las instalaciones del vertedero ha informado que los trabajos de descontaminación se llevarán a cabo con el soporte del programa europeo Life + Discovered, que prevé la aplicación de una técnica llamada Isco para la limpieza de los terrenos.

Esta técnica consiste en la inyección en el subsuelo, en una zona próxima al vertedero, de un producto químico oxidante que transforma los elementos contaminantes en sustancias menos dañinas para el medioambiente.

Respecto a los trabajos a realizar en el antiguo vertedero, se van a centrar en la excavación, gestión y trasvase de los residuos existentes, y su almacenamiento en una nueva celda de seguridad tras un paso previo por la estación de transferencia construida en la zona.

La ejecución de las obras, que se prevé que finalicen a comienzos del próximo otoño, la realiza una Unión Temporal de Empresas, UTE, formada por FCC Ámbito SA y Adiego Hermanos. De forma simultánea, se dará continuidad a las labores de descontaminación realizadas a través del proyecto europeo, iniciadas en enero con un presupuesto de 1,12 millones de euros. Estos trabajos, financiados en un 50% por la UE y el resto por DGA, Ayuntamiento de Sabiñánigo, Comarca del Alto Gállego y Sarga tienen de fecha de conclusión en junio de 2017.

Desde Ecologistas en Acción, su portavoz en la ciudad serrablesa, Mariano Polanco, ha precisado que esta solución no es la definitiva, por los materiales que van a usarse que son perecederos.

Comentarios