Las reparaciones en Aragón cayeron un 10,5% en 2013

El volumen de reparaciones en Aragón descendió un 10,5% en 2013, lo que supone una caída más acentuada que la registrada en el conjunto del país, donde bajaron un 7,8%, según los datos hechos públicos por la consultora experta en siniestros Audatex con motivo de la Jornada Anual de la Automoción de Zaragoza, que se celebra este sábado y que está organizada por la Asociación de Talleres de Reparación de Vehículos de la capital aragonesa (Atarvez).

El comportamiento no fue el mismo en todas las provincias aragonesas. Así, Huesca fue la única que registró una evolución positiva en el número de reparaciones y de facturación, con incrementos del 7,9% y el 8,6%, respectivamente. También los ingresos por recambios mejoraron un 8,6%.

En el lado opuesto se situó la provincia Zaragoza, donde el volumen de reparaciones registró la caída más acusada de la comunidad, con un descenso del 13,9%, situación que también se repitió con la facturación de los talleres, que bajó un 16,2%. Por su parte, en Teruel el sector posventa tuvo un 14,3% menos de carga de trabajo y un ajuste del 9,4% en los ingresos.

La creciente antigüedad del parque, el desplome de las matriculaciones y el auge de los talleres ilegales, entre otras razones, también contribuyeron a una caída de la facturación de la posventa del 6,9% en el último año en la comunidad, situándose el volumen de ingresos en 111,3 millones de euros.

Sin embargo, el estudio, realizado a partir del análisis de más de 4,2 millones de valoraciones de siniestros, constata que la caída de las reparaciones se suavizó respecto a 2012, cuando bajaron un 11,9%, y se prevé que este año se contenga todavía más el ajuste, con un retroceso del 7,2%.

En línea con estos datos no sorprende que la contribución de la actividad de taller a la rentabilidad de los concesionarios bajara casi dos puntos si se compara con el año anterior, representando sólo un 15% del total. El área de recambios, por su parte, aportó el 43% del resultado, frente al 40% de un año antes, según datos de Ganvam.

El informe de Audatex atribuye esta caída de la actividad reparadora a múltiples causas e indicadores, entre los que destaca el desplome de las ventas. Desde que estalló la crisis han dejado de entrar al mercado aragonés una media de 22.000 vehículos anuales dado el ritmo de matriculaciones que había en 2007, lo que ha acelerado la antigüedad del parque.

Comentarios