El CDAN trata de reponer la pieza robada de Belsué

El Centro de Arte y Naturaleza de Huesca no cesa en su empeño de reponer parte de la obra del artista Alberto Carneiro, ubicada en la chopera de Belsué, que fue robada este pasado verano. Tras ponerse en contacto con el artista, Carneiro ha confirmado que tiene el molde de la pieza robada así que podría volver a hacerse, sin embargo, el CDAN intenta que se haga con otro material, que no sea bronce, con el fin de evitar nuevos robos. La pieza se elaboraría en Portugal así que el Gobierno de Aragón está estudiando el coste del traslado y montaje, para lo que hace falta una grúa.

El pasado mes de julio robaban parte de una de las obras del programa Arte y Naturaleza, un proyecto puesto en marcha por la DPH y el CDAN con la creación de varias intervenciones artísticas ubicadas en lugares escogidos de la provincia. La pieza robada era un molde de bronce que simula una rama de árbol y que pertenecía a la obra de Alberto Carneiro, ubicada en la chopera de Belsué. Al parecer, la pieza, de gran tamaño, fue cortada con una radial y desmontada para poder trasladarla por partes.

Desde el Centro entienden que el robo estuvo motivado por el valor del bronce en el mercado y no por su valor artístico. Por tanto, ahora, se quieren evitar nuevos hurtos elaborándola con otro material de menor valor.

LA OBRA DE CARNEIRO

El 30 de junio de 2006 se inauguraba, junto a la chopera de Belsué, la intervención artística titulada As árvores florescem em Huesca (los árboles florecen en Huesca), obras del escultor portugués Alberto Carneiro.

As árvores florescem em Huesca (los árboles florecen en Huesca) está formada por un espacio cuadrado, delimitado por cuatro muros construidos con piedra de Ayerbe, en cuyo centro se encuentra una piedra negra con el nombre de la estación del año a la que representan. Los muros están exentos, permitiendo de esta forma acceder al interior del espacio por las esquinas del cuadrado. En el centro hay un gran menhir contemporáneo erigido con piedra de Calatorao que encierra en su interior una escultura de bronce realizada a partir del vaciado que Carneiro hizo del injerto de ramas en floración de tres árboles de su jardín en Coronado (Portugal).

Comentarios