Cruce de acusaciones entre trabajadores y Dornier por las multas de la zona azul

Tras la denuncia realizada por Chunta Aragonesista se ha levantado la polémica en torno a la empresa Dornier, gestora de la zona azul de Huesca. Algunos trabajadores confirman que se han puesto multas a su nombre cuando no estaban trabajando a esa hora. El sindicato CC.OO asegura que tiene en su poder las multas emitidas que así lo demuestran y que va a interponer una denuncia ante Inspección de Trabajo por éste y otros motivos relacionados con las condiciones laborales de los trabajadores. Aseguran que ya han puesto en conocimiento del Ayuntamiento está situación. En caso de confirmarse, supondría que esas multas podrían quedar invalidadas.

Cada vigilante de la zona azul tiene una PDA con un código con el que firma las multas que pone. El problema, explican desde el sindicato, es que esos códigos no se han cambiado al ser usados por otros trabajadores. Desde que Dornier se hiciera con la gestión de la zona azul, en las multas que llegan a los ciudadanos aparece el nombre y apellido del trabajador que la ha puesto, algo que tampoco es concebible, afirman desde Comisiones, puesto que no se respeta su privacidad.

Además de esta cuestión, el sindicato denuncia que Dornier no está cumpliendo el pliego de condiciones ya que, por ejemplo, todavía no se puede pagar con tarjeta de crédito en los parquímetros, pese a que la empresa insiste en decir que sí. CC.OO denunciará en Inspección de Trabajo otras cuestiones relacionadas con las condiciones laborales de los trabajadores de Dornier.

Por su parte, la empresa Dornier lamenta estas denuncias y asegura que, en ningún momento, se ha puesto una multa por parte de un trabajador que no estuviera dentro de su jornada laboral y que así lo han comprobado con los fichajes. A partir de aquí, dicen, no van a hacer más declaraciones ya que no quieren entrar en “ese juego”.

Comentarios