Dos detenidos por vender marihuana en los alrededores de un colegio

Agentes de la Policía Nacional, que participan en un operativo denominado Dispositivos Colegios, que se desarrolla en el marco del Plan Integral de Prevención y Respuesta al tráfico minorista de drogas en los centros escolares procedieron a la detención de dos jóvenes, que no eran alumnos del centro y sobre los que desarrollaban las labores de vigilancia y que portaban entre sus efectos 50 cogollos, desactivando otro punto de venta de droga.

El plan pretende luchar contra la venta de drogas a los jóvenes en el entorno escolar. Los policías, que realizaban vigilancia discreta sobre las inmediaciones del centro, sospecharon de dos jóvenes que sentados en una zona próxima al Centro recibían las visitas relámpago de alumnos en el tiempo del recreo, visitas que apenas duraban treinta segundos y tras la cual marchaban apresuradamente.

Los agentes que sospecharon de la actitud de los estudiantes, decidieron identificar a los jóvenes, de 21 y 15 años de edad, procediendo al cacheo de su ropa y pertenencias.

Cada uno portaba una mochila, encontrando un total 50 cogollos, repartidos en bolsitas para uso individual y con cogollos de reserva que llevaban ocultos en una caja del conocido juego de mesa.

También llevaban el dinero procedente de las primeras ventas. Al parecer los jóvenes traficantes se colocaban durante los tiempos de recreo que los estudiantes pueden salir del centro para abastecerles de marihuana.

A los jóvenes se les acusa presuntamente de su participación en un delito contra la salud pública, delito por el que las penas, que se agravan cuando la venta se realiza en las inmediaciones de un centro educativo y a menores de edad, podrían alcanzar los 3 años de prisión.

La Policía Nacional advierte del grave daño que puede causar a la salud el consumo de estas sustancias por adolescentes que están en periodo de crecimiento y del gran poder adictivo de la marihuana.

En la lucha contra este tipo de delitos es muy importante la colaboración ciudadana, ya que las informaciones facilitadas sobre pequeños puntos de droga, facilitan la rápida intervención de la Policía.

Comentarios