Sube la tasa de inflación respecto al mes de febrero una décima

De acuerdo con los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE), los precios subieron una décima en marzo en Aragón respecto al mes anterior, debido a la nueva temporada de moda. No obstante, por comparación con marzo del año pasado, la tasa anual de inflación fue negativa por segundo mes consecutivo en Aragón, con un registro del -0,4% en marzo. A ello contribuyó en particular el comportamiento de la energía y los alimentos, y también un fenómeno de calendario habitual en estas fechas, ya que la Semana Santa se celebró en el mes de marzo del pasado año, mientras que en 2014 tendrá lugar en abril.

De forma similar, en el conjunto de España los precios en marzo subieron dos décimas respecto a febrero, dejando la tasa de inflación en el -0,1% anual.

Por su parte, en la Eurozona la tasa de inflación en marzo se debilitó hasta el 0,5% anual, por lo que el diferencial favorable quedó establecido en nueve décimas para Aragón y seis décimas en el promedio de España.

Por comparación con el mes de febrero, los precios en Aragón mostraron en marzo un perfil muy plano en la mayor parte de los grupos de consumo. Así, en tres casos no sufrieron variación alguna (menaje, comunicaciones y enseñanza), en cuatro casos descendieron una décima mensual (vivienda, medicina, transporte y hostelería), mientras que el grupo de consumo de alimentos y bebidas no alcohólicas redujo sus precios un 0,6% mensual.

En los cuatro grupos de consumo restantes los precios subieron en marzo en Aragón respecto al mes precedente. Una décima mensual en otros bienes y servicios y en bebidas alcohólicas y tabaco, dos décimas mensuales en ocio y cultura y un 4,0% mensual en vestido y calzado, debido al comienzo de la temporada de primavera-verano. Como consecuencia de todo ello, el índice general de precios en Aragón aumentó un 0,1% mensual en marzo respecto al mes anterior.

Sin embargo, por comparación con el mes de marzo del año pasado, la tasa de inflación negativa en cuatro décimas en marzo fue el resultado en Aragón de las caídas anuales de precios experimentadas por cuatro grupos de consumo, que se vieron parcialmente compensadas por la evolución de los restantes grupos de consumo.

Así, la caída más fuerte corresponde a comunicaciones, cuyos precios anotan en marzo una tasa anual del -6,8%, reflejando la agresividad comercial de los operadores de telecomunicaciones. También ocio y cultura muestra una fuerte caída de precios del 3,5% anual en marzo, aunque como se ha citado este dato responde en su mayor parte al efecto calendario de la celebración de la Semana Santa, que el año pasado se celebró en marzo mientras que en 2014 tendrá lugar en abril. Por ello es de esperar que el próximo mes de abril este grupo de consumo muestre una tasa anual positiva y significativa.

También el grupo de transporte presentaba en marzo una tasa de inflación negativa, del -1,4% anual, reflejando el abaratamiento del petróleo, que cotizó en este mes a un promedio de 107,5 dólares por barril en su calidad Brent, un 1% menos que un año antes. Por último, los precios de medicina presentaban en marzo una tasa de inflación del -0,2% anual.

El grupo de consumo de menaje presentó en marzo una tasa anual nula, y en los siete grupos restantes se observan alzas anuales de precios, en general muy débiles. Así, en hostelería la tasa de inflación en marzo en Aragón era del 0,1% anual, del 0,2% anual en vestido y calzado, del 0,3% anual en alimentos y bebidas no alcohólicas, del 0,6% anual en los casos de otros bienes y servicios y vivienda, y del 1,4% en enseñanza. El único grupo de consumo que superaba el 2,0% de inflación anual en marzo en Aragón era el de bebidas alcohólicas y tabaco, con una tasa del 2,3% anual.

Por provincias aragonesas, la tasa anual de inflación en febrero era del -0,4% en los tres casos.

La inflación subyacente, que es aquella que elimina del índice general los alimentos no elaborados y los productos energéticos, quedaba en Aragón en terreno negativo por segundo mes consecutivo al anotar un -0,3% anual en marzo, mientras que en España experimentaba una variación nula (0,0% anual). Por su parte, en la eurozona la inflación subyacente en febrero (último dato conocido) repuntaba una décima para quedar en el 1,1% anual.

Como ya mencionábamos en la nota del mes pasado, el comportamiento de los precios en Aragón y España se corresponde con el panorama general de debilidad en la actividad económica y el empleo, y es de esperar que en los próximos meses se repitan tasas de inflación ligeramente negativas o muy cercanas a cero. No obstante, aunque pueda existir cierto riesgo de deflación, parece prematuro adjudicar dicha etiqueta a la economía española, toda vez que la incipiente recuperación del ritmo de actividad debería reconducir la inflación en el medio plazo hacia una senda de tasas positivas. Además, como ya se ha citado, el dato de este mes de marzo viene muy condicionado por el efecto calendario de la Semana santa.

En su última reunión, celebrada el pasado jueves 3 de abril, el Consejo de Gobierno del Banco Central Europeo decidió mantener el tipo de interés en el mínimo histórico del 0,25%, así como el resto de tipos de interés y demás medidas de política monetaria. La entidad considera que la moderada recuperación de la economía de la eurozona sigue avanzando, manteniéndose las expectativas de un período prolongado de baja inflación, aunque a continuación ascenderá de forma gradual, de modo que a medio y largo plazo las expectativas de inflación continúan firmemente ancladas en línea con el objetivo del BCE de mantenerse en tasas inferiores, aunque próximas, al 2% anual.

Comentarios