El PSOE de Huesca pide que el ajuste del déficit no suponga nuevos recortes

psoe comité

El comité provincial del PSOE de Huesca aprueba por unanimidad una propuesta de resolución sobre el plan de ajuste que ha anunciado el Gobierno de Rudi para compensar el déficit y que supondrá, según los socialistas, nuevos recortes para, en teoría, poder recuperar la senda de la estabilidad presupuestaria perdida en 2013. Los socialistas temen que, una vez más, el reequilibrio financiero que pretende aplicar el PP en Aragón, suponga nuevos recortes en políticas sociales. “Esta ha sido la tónica que han seguido los populares desde que llegaron al gobierno autonómico en 2011”, asegura el secretario general del PSOE en Huesca, Antonio Cosculluela.

Audio sin título

La resolución que incluye seis puntos exige a la presidenta Luisa Fernanda Rudi que el ajuste previsto de unos 150 millones de euros para cumplir con el déficit, no repercuta ni suponga nuevos recortes en las políticas sociales que presta la administración. Asimismo, los socialistas piden al Gobierno de Aragón que modifique y cambie su actual política económica cuyos resultados han resultado ser “nefastos e ineficaces” para luchar contra el desempleo, la desigualdad y la pobreza.

Para Cosculluela “la realidad es que el actual gobierno, con su política de recortes y austeridad, está desmantelando el sistema público que tanto nos costó afianzar, y está agravando la situación de muchas familias que no tienen recursos, ni trabajo, ni reciben ninguna ayuda, y que sobreviven en condiciones muy precarias”. Los socialistas denuncian un modelo económico que, como reflejan los últimos datos de Cáritas, está creando más pobreza y más desigualdad. En Aragón, el riesgo de pobreza ha crecido un 27% frente al 4% del resto del país. El PSOE pide al gobierno de Rudi que modifique su política y escuche a la sociedad que le demanda un cambio para iniciar la senda de la recuperación económica, y “no agravarla más”.

Los socialistas acordaron reprobar la gestión de la presidenta Rudi por la incapacidad que ha demostrado en la gestión de la crisis incumpliendo el déficit e incrementando la deuda pública aragonesa. Dos objetivos incumplidos por su gobierno y que, en su día, fueron bandera de su ideario político y económico. Cosculluela asegura que “es hora de que asuma que se ha equivocado, que su política para crear empleo ha fracasado. Se requieren nuevos tiempos y nuevas políticas que resuelvan los problemas de los ciudadanos”. En este sentido, el PSOE pide un cambio de estrategia en la que no se olviden de priorizar y atender las necesidades de las familias que están en una situación límite, que sobreviven sin ayudas, o que apenas tienen recursos.

Comentarios