CHA pide medidas para la conservación de los restos de la calle Canellas

Según señalan desde el grupo municipal de Chunta Aragonesista en Huesca, desde la excavación de la plaza, han transcurrido tres semanas en las que los restos, extremadamente frágiles según el informe realizado por la arqueóloga, han permanecido a la intemperie sin ningún tipo de medida protectora. La piedra arenisca de la zona de Huesca, con la que tradicionalmente se ha construido en todas las épocas, es muy sensible a la humedad, y se meteoriza con facilidad.

Por ello es necesaria la inmediata protección de los restos y su integración como patrimonio de la Osca romana, dentro de un proyecto más ambicioso para poner en valor este importante patrimonio.

Para David Félez, coordinador de CHA-Huesca, “es necesario poner en valor este importante patrimonio, lo que servirá para dinamizar el casco antiguo oscense, aunque tenemos la sensación de que el Equipo de Gobierno no tiene excesivo interés en el patrimonio urbano del casco viejo”.

En el proceso de documentación arqueológica se han recuperado importantes datos que aumentarán el conocimiento que tenemos de la ciudad antigua, como que el solar estuvo ocupado durante los siglos X-XI, por una vivienda musulmana, y bajo ella, y extendiéndose por el solar, se ha localizado un interesante conjunto de construcciones de cronología romana, de tres momentos históricos, desde el I siglo a. C. de la que quedan restos muy desdibujados de una edificio privado, una segunda fase, posiblemente datada en el siglo I d C, a la que pertenece una gran estancia de 4,5 m x 4,5 m, que contaría con otras estancias adosadas de dimensiones desconocidas, posiblemente un edificio de carácter público que muestra muros de gran calidad, construidos a base de grandes sillares de arenisca, y por último una tercera fase romana, en la que se construyó el canal de desagüe que recorre el solar, que al igual que la estancia anteriormente citada, se construyó con sillares de grandes dimensiones.

Comentarios