Miles de litros de agua de San Julián de Banzo se pierden debido a reventones en la tubería

La conducción que lleva el agua de los manantiales de San Julián de Banzo a las balsas de Loporzano donde se almacena, presenta desde hace ya tiempo al menos dos reventones, que están provocando que, a diario, se pierdan cientos de miles de litros de agua, que en lugar de llegar al depósito de decantación, se desperdicia por campos y caminos.

A pesar de que los técnicos municipales, entre ellos el ingeniero jefe o el jefe de las brigadas, incluso la alcaldesa, conocen esta situación desde hace tiempo, no se ha hecho nada para solucionarlo.

El agua sale de forma constante, y en grandes cantidades dependiendo de la época del año. Subiendo por la carretera de Loporzano hacia Barluenga, a unos 500 metros del cruce, son perfectamente visibles los reventones, y el agua que sale con fuerza y que se pierde por la carretera o creando casi una acequia. La sensación que se puede tener es que, en lugar de un problema en la tubería, estamos ante un manantial del que brota agua en cantidad.

Junto a la carretera se construyó hace ya tiempo un sifón, que coge el agua de San Julián, cruza la carretera, y la lleva hasta los depósitos. Una parte de esa agua se sale por el mismo sifón, y a la vista de las pérdidas, la tubería está rota por más sitios.

Los cálculos que se han hecho llevarían a pensar que, al día, se están perdiendo 317.000 litros, en uno de los reventones. La prueba hecha demostró que, un cubo de 11 litros se llenaba en 3 segundos. Las cuentas son claras: cada hora se perderían 13.200 litros, lo que resulta al día, casi 320.000. En otro de los reventones, se calcula que, cada hora, se están perdiendo más de 1.000 litros.

Ésta es la mejor agua de Huesca, mejor incluso que la de Vadiello. De ella se suministran localidades como Barluenga, Chibluco y San Julián de Banzo, pero también sirve de suplemento para Huesca en momentos de grave sequía, como ocurrió hace unos años.

Comentarios