La Enclavación y el Nazareno, procesiones del Miércoles Santo en Huesca

Este año, por el momento, los cofrades de Huesca no tienen que estar mirando al cielo, como lo hicieran el año pasado, cuando se suspendieron varias procesiones. En esta ocasión, todas ellas han podido salir: Domingo de Ramos, Lunes y Martes Santo. Para el Miércoles Santo, hay dos marchas procesionales más previstas: la Enclavación y Nuestro Padre Jesús Nazareno, caracterizada por su “encuentro” con la Virgen de la Inmaculada.

A las 8 de la tarde, y organizada por la Cofradía de Santiago, tendrá lugar la procesión de la Enclavación. Una vez más, las obras de peatonalización han provocado el cambio del recorrido para no atravesar las zonas de los Cosos que están en obras. Saldrá de la Iglesia de Santiago y recorrerá las calles del Parque, Miguel Servet, Coso Alto, calle Moya, plaza López Allué, Cuatro Reyes, Goya, Coso Bajo y plaza de Santo Domingo.

Ya por la noche, a partir de las 11, y organizada por la Real Cofradía de su mismo nombre, saldrá la procesión de Nuestro Padre Jesús Nazareno, que se caracteriza por el emotivo momento del Encuentro con la Virgen. Es la segunda vez que procesionan en esta Semana Santa, puesto que ya lo hicieron el pasado sábado, en un recorrido más corto, como celebración de su 75 aniversario. Saldrá de la Iglesia de la Catedral, y seguirá por la calle Santiago, plaza de Lizana y Coso Alto. Allí, en la plaza de la Inmaculada, se producirá el encuentro entre el Nazareno y la Virgen, mientras los costaleros vuelven el Cristo hacia su madre y lo mecen. La procesión seguirá por el Coso hasta plaza López Allué, travesía Cortés, plaza San Pedro, calle San Salvador, plaza de Arista y calle Las Cortes para acabar en la plaza de la Catedral.

En la noche del Jueves al Viernes Santo tendrán lugar dos procesiones simultáneas, la de la Dolorosa y la del Cristo del Perdón, a partir de las 12 y media de la noche. Al llegar a la plaza de San Pedro, se producirá el Encuentro, en el que se interpretarán varios cantos a cargo de la Coral Oscense.

Comentarios