Numerosas personas presenciaron la procesión del Encuentro de Ayerbe

Procesión del Encuentro en Ayerbe

Después de dos años sin poder salir a causa de la lluvia, este año por fin pudo desfilar en Ayerbe la procesión del Encuentro en la noche del Martes Santo, bajo la atenta mirada de numerosas personas. Se trata de un Via Crucis que se reza por las calles y plazas de la localidad, incluyendo dos calles del denominado “Casco Antiguo”.

La particularidad de esta procesión, que la hace única entre las de su género en el Alto Aragón, radica en estar basada en los evangelios apócrifos; al principio se procesiona sólo el paso de Jesús con la cruz a cuestas hasta llegar a los pies de la célebre Torre del Reloj. De unos porches cercanos sale el paso de la Verónica, “encontrándose” ambos y seguidamente desfilan juntos hasta el templo parroquial. La Verónica es portada sólo por mujeres.

Ésta ha sido la primera procesión encabezada por el nuevo pendón de la Cofradía de la Sangre de Cristo. Igualmente salió a la calle la venerada imagen del Santo Cristo de Sayetas, patrón de la Hermandad.

Los balcones y ventanas de muchas casas lucieron los tradicionales faroles con velas o luz eléctrica y algunos paños de color negro con la cruz roja de doble travesaño, emblema de la Cofradía organizadora del acto.

La primera mención documental de esta procesión procede de 1879, aunque sus orígenes se remontan a 1861. Fue en 1879 cuando se fijó su itinerario así como las paradas que deben hacerse para rezar las diferentes estaciones que componen esta piadosa práctica, cuyas primera y última estación se rezan en la iglesia parroquial.

GALERÍA DE FOTOS

Comentarios