Todos los efectivos movilizados para la 2ª fase de tráfico de Semana Santa

Andrés Fernández del Rio Maite Lacruz

Controles de alcohol y drogas, presencia en las carreteras de más de 200 efectivos de tráfico, helicópteros y todos los radares móviles vigilando la velocidad. Este es el dispositivo especial de la DGT que comienza a las 15 horas del miércoles para evitar accidentes en la segunda fase de la Operación de Tráfico de Semana Santa. Se prolonga hasta las doce de la noche del lunes, un día festivo en Comunidades limítrofes.

Desde el viernes las carreteras altoaragonesas han registrado tres accidentes con un balance de seis heridos, uno de ellos grave. Por el momento no ha habido víctimas mortales.

Se esperan 250.000 desplazamientos que serán más numerosos en la zona sur, hacia destinos de playa por la autopista, la N-2 o la A-22 hacia Lérida. De todas formas se pone especial atención en la zona norte hacia el Pirineo, con el Monrepós como punto más conflictivo, por ello se han interrumpido las obras en este tramo.

La salida se prevé escalonada pero las retenciones pueden darse el domingo en el Monrepós y el tramo de nacional entre Siétamo y Huesca.

Es la operación más importante del año por ser la más concentrada. Se ha movilizado la patrulla de helicópteros, cuatro radares móviles y todos los efectivos de la guardia civil de tráfico que realizarán controles de alcoholemia y drogas con especial presencia en las carreteras secundarias.

Los datos de los últimos años son esperanzadores, con una reducción del 60% en número de fallecidos y heridos. En lo que va de año las carreteras altoaragonesas se han cobrado una sola víctima mortal pero las estadísticas pueden romperse en cualquier momento por eso se sigue recordando que la responsabilidad al volante es vital. En 2013 hubo dos muertos y veinte heridos en la Operación Especial de Tráfico de la Semana Santa en el Altoaragón.

Comentarios