Todo preparado para la celebración de la procesión del Santo Entierro, este año sin temor a la lluvia

Semana Santa Romanos

Un año más, cofradías, penitentes y miembros de la Archicofradía de la Vera Cruz preparan sus túnicas y enseres para participar en la procesión del Santo Entierro, acto culminante de la Semana Santa de Huesca. Tras la suspensión a causa de la lluvia, el año pasado, en esta ocasión las previsiones meteorológicas apuntan a buen tiempo. En total se podrán ver 20 pasos procesionales, acompañados de sus respectivas cofradías y bandas de tambores y bombos, además de otros personajes bíblicos como hebreas, sibilas, profetas, o de la Banda de Música de Huesca. Huesca Televisión también tiene previsto retransmitir esta procesión a partir de las 7 de la tarde, desde el Coso Bajo de Huesca. Antes a las 12 horas tendrá lugar la concentración tambores y bombos en la Plaza de López Allué y a las 14 horas el desfile de los romanos.

En total serán más de 1500 personas las que salgan en la procesión de este 2014. Desde la Plaza de Santo Domingo, partirá la procesión que comenzará a las 7 de la tarde. Procesionarán los veinte pasos escultóricos, con la participación de todas las cofradías y grupos procesionales. El recorrido será el mismo de los últimos años, con la única diferencia de que, al ir finalizando la procesión, los cofrades deberán quedarse con sus pasos en la plaza de Santo Domingo, sin que éstos sean guardados todavía, a la espera de que llegue el Cristo Yacente.

Las restauraciones de este año se han centrado en el paso del Cenáculo, con reparaciones de los personajes, nuevos alimentos y vajilla sobre la mesa y algunos arreglos en la peana. Además, el Cristo Yacente, puesto que no pudo hacerlo el año pasado, volverá a procesionar, pero esta vez a hombros, sobre la peana que tuvo hasta hace dos años, de Cristóbal Mendoza, que databa de 1865. En esta ocasión también se podrán ver las mejoras del año pasado, que no se pudieron contemplar: el nuevo plateado de la peana de la Dolorosa, y los suelos repintados del Prendimiento y la Oración en el huerto. En cuanto a los enseres, se habían restaurado los estandartes de los romanos, así como el Pebetero, y se hicieron 60 nuevas banderolas para el Cristo Resucitado.

En los últimos meses, la Archicofradía de la Vera Cruz, con su junta directiva a la cabeza, ha trabajado de forma importante para que todo esté preparado. El Obispo de Huesca, Julián Ruiz, sí que participará este año en la procesión.

Una escuadra con militares voluntarios del Acuartelamiento Sancho Ramírez de Huesca participará, acompañando al Cristo Yacente, con las autoridades civiles y militares, que cerrarán la procesión. Pero un año más, habrá papeles y personajes que no se van a cubrir, como los Apóstoles o los seis personajes ancianos que portan los hachones que acompañan al Cristo Yacente.

Los soldados romanos se distribuyen acompañando a los pasos del Ecce Homo y de la Coronación de Espinas. Y también se espera que los Personajes Bíblicos salgan en su totalidad.

Al finalizar la procesión se vivirá la solemne entrada del Cristo Yacente hasta el Altar Mayor de Santo Domingo, acogido por todos los cofrades y pasos, para su adoración en la mañana del Sábado Santo, hasta las 2 de la tarde. Además, muchos de los balcones de la plaza de Santo Domingo estarán engalanados con balconeras negras.

El Sábado Santo, de nuevo, todas las iglesias contarán con celebraciones de la Vigilia Pascual, en horarios que van desde las 10 de la noche hasta las once. Y el domingo, se celebrará la festividad del Domingo de Pascua, con la procesión del Cristo Resucitado, que se encontrará en la plaza de San Pedro con la Virgen de la Esperanza. Contará con la imagen del Cristo Resucitado, realizada por Pascual de Ipas hacia el año 1789, que se puede ver, habitualmente, en el Museo Diocesano, y también con la de la Virgen de la Esperanza, una iconografía tradicional de Virgen Dolorosa, que se venera en la Catedral, y cuya peana, este año se portará a hombros por mujeres cofrades.

Comentarios