Los esquiadores responden a la última llamada de los centros invernales

Cerler nieve esquí invierno

No solo esquí. Muchas cosas ofrecen estos días de recta final de temporada en las estaciones de esquí, y los aficionados a los deportes de invierno están respondiendo. A pesar de que la Semana Santa ha caído tarde en el calendario, y las condiciones de la nieve no son óptimas, desde los centros invernales se muestran satisfechos por la buena afluencia de clientes en sus instalaciones.

Con todos los valles pirenaicos rebosantes de turistas, tanto las estaciones de Aramón, Cerler, Formigal y Panticosa, como las del Valle del Aragón, Candanchú y Astún, están teniendo una despedida de la temporada muy buena.

Desde las estaciones se ha señalado que tanto el Jueves, como el Viernes Santo, han sido muchos los que se han acercado a las estaciones, eso sí, sobre todo a primera hora de la mañana, porque a partir de las 12h la nieve empeora considerablemente, por las altas temperaturas. Es calve que el tiempo acompañe, destacan los directores de las estaciones, porque los que quieres realizar las últimas bajadas de la temporada, madrugan y están disfrutando.

Las instalaciones están abiertas casi al cien por cien, y el parte da buen tiempo para este sábado, y empeora para el domingo, jornada en la que se anuncian precipitaciones.

Además de esquiar, las estaciones ofrecen estos días fiestas de fin de temporada, conciertos, actividades para los más pequeños y otras alternativas, todo, con el deseo de dejar un buen sabor de boca a sus usuarios y que vuelvan la próxima temporada.

La cuenta atrás ya ha comenzado, y quedan sólo tres días para esquiar, ya que el lunes, día 21 de abril, las estaciones bajarán la persiana y cerrarán la temporada. Para conocer el balance global habrá que esperar, como siempre ‘no habrá llovido a gusto de todos’.

Comentarios