Finaliza la temporada de esquí con un millón quinientos mil usos

Astún. Esquiadores. Nieve

Este lunes las estaciones de esquí del Pirineo Aragonés ponen el punto final a la temporada invernal, que en líneas generales puede calificarse de positiva, aunque los resultados podrían haber sido mucho mejores si el tiempo hubiera acompañado los fines de semana de enero y febrero. Aunque faltan por conocerse las cifras oficiales, este año el número de usos de pago en los centros invernales de alpino y fondo, han sido superiores a la pasada temporada, acercándose a la cifra de 1.500.000 esquiadores; (datos no oficiales) cerca de un millón en Aramón, unos 200.000 en Candanchú y buenas cifras también en Astún. Este lunes cierran Astún, Candanchú, Cerler y Formigal.

Parte importante de estos resultados positivos han sido debidos al buen comienzo que se producía en los primeros días del mes de diciembre, con el puente de la Inmaculada y Constitución. Desde entonces la estaciones han tenido una importante cantidad de nieve, que ha permitido que los centros invernales estuvieran gran parte de la temporada con el cien por cien de sus remontes y pistas en funcionamiento.

La parte negativa ha sido el tiempo que no ha acompañó en la parte central de la temporada, ya que la mayoría de los fines de semana del mes de enero y febrero estuvieron marcados por las precipitaciones. A pesar de ello, los esquiadores no han faltado a la cita de la nieve.

La asignatura pendiente sigue siendo el esquí entre semana, ya que los fines de semana, las estaciones y hoteles han tenido una alta ocupación, pero entre semana, los porcentajes han sido muy bajos. En las estaciones de Aramón se ha registrado a lo largo de la temporada cerca de 40.000 esquiadores, con cerca de un millón de usos.

En el valle del Aragón, con las estaciones de Astún y Candanchú, los resultados han sido mejores que el pasado ejercicio. Nieve ha habido mucha, ya que en la parte alta se han superado los tres metros. La parte negativa ha estado en el tiempo que en los momentos claves no ha acompañado

En el valle de Tena, con Formigal y Panticosa, los resultados también han sido mejores que el pasado año, y gran parte de la temporada han estado con un alto porcentaje de los remontes y pistas en funcionamiento. En el valle de Tena se califica la temporada de correcta.

En el valle de Benasque con la estación de Cerler, califican de positiva esta temporada que termina, que se ha caracterizado por la gran cantidad de nieve

Esta temporada también ha sido un buen año para los espacios nórdicos, destacando el circuito Candanchú Somport, que ha batido el record de esquiadores con 55.000 usos de pago.

En cuanto a la ocupación hotelera, puede calificarse en general de buena. Los hoteles han tenido un alto nivel de ocupación los fines de semana, pero entre semana el porcentaje ha bajado mucho. Otro factor importante son las estancias que cada vez son más cortas. El esquiador suele utilizar el hotel una noche, la del sábado. Antes pernoctaba dos noches, viernes y sábado

A partir de ahora llega la recogida de todo el material, la revisión de los remontes

Comentarios