IU propone incluir cláusulas sociales en la contrata de ayudas a domicilio

Pilar Novales, portavoz de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Huesca, ha propuesto que se redacte un nuevo pliego para la contrata del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), que, según tuvieron conocimiento en la Comisión de Bienestar Social del pasado lunes 22, expira en el mes de mayo.

En dicha comisión, se les informó, además, de que ya se habían comenzado los trámites para su prórroga por dos años más prevista en el contrato. Sin embargo, desde Izquierda Unida consideran que hay que dar cumplimiento a lo acordado en el pleno de septiembre de 2013, en cuanto a estudiar la inclusión de cláusulas sociales en los procesos de contratación y también de renovación. En consecuencia, en lugar de prorrogar automáticamente esta contrata en las condiciones actuales, este Ayuntamiento debería analizar previamente qué cláusulas sociales pueden incorporarse para garantizar condiciones laborales dignas a las trabajadoras y, en general, beneficiar la calidad en el empleo y potenciar el carácter social de este servicio.

Además, esta contrata va a verse ampliada en unas 9200 horas aproximadamente por la incorporación de la prestación del SAD por parte del IASS que por convenio va a ejecutar este Ayuntamiento. Esa también es una razón añadida por la que se hace lógica la redacción de un nuevo pliego, aunque en el actual contrato esté prevista esta posibilidad de ampliación, porque conlleva una variación sustancial en la dimensión del servicio, y creemos que contribuye a la transparencia municipal reeditar el concurso.

De otra parte, viendo que, pese a que desde Izquierda Unida ya han trasladado una propuesta concreta de cláusulas sociales a aplicar en las contratas que todavía está siendo analizada por los servicios jurídicos municipales, no se está teniendo en consideración la inclusión de posibles cláusulas sociales en los pliegos, hemos solicitado un listado de las próximas contratas que hay previsto renovar a través de prórrogas o finalizar definitivamente en un plazo de seis meses. La finalidad es que sirva como elemento de control para forzar que se trabaje con suficiente antelación la decisión de las cláusulas sociales a incorporar en su caso.

Desde Izquierda Unida son partidarios de que servicios como éste de Ayuda a Domicilio, sean totalmente públicos con una gestión directa, pues se trata de un servicio básico para muchísimas personas, en el que hay que garantizar la calidad que proporciona el control directo de la administración y hay que garantizar condiciones laborales dignas en un sector en el que la precariedad laboral también está muy presente, como suele suceder con todos los sectores altamente feminizados.

Desde Izquierda Unida quieren subrayar su compromiso de devolver a este servicio su carácter público y hasta que esto nos sea posible, impedir por todos los medios a su alcance la precarización laboral de las contratas municipales que a día de hoy mantiene este Ayuntamiento.

Por ello, permanecerán con la atención puesta en todas y cada una de ellas y estarán permanentemente trayendo a este Ayuntamiento iniciativas en este sentido.

Comentarios