La Policía Nacional detiene a una pareja acusados de favorecer la inmigración ilegal

La Policía Nacional investigó a requerimiento de la Oficina de Extranjería a dos personas de origen sudamericano, que intentaban la entrada ilegal de una joven que se podía beneficiar de su condición de esposa tras contraer matrimonio con la pareja sentimental de su madre.

La oficina de extranjería de la Subdelegación del Gobierno sospechó de la solicitud de agrupamiento del hombre de 45 años con la mujer de 18 era un fraude de ley. La madre de la joven que se encuentra en Cuba había intentado en varias ocasiones legalizar la entrada en España de su hija

La pareja sin hijos en España, hacía vida como tal en un domicilio de la ciudad, y aunque negaron su relación al ser detenidos, las pruebas documentales en su contra, vigilancias, comprobaciones así como los documentos obrantes en poder de los investigadores demostraban la verdadera intención del matrimonio recién contraído y documentado en un certificado que habían presentado ante la administración.

La joven que no había podido venir a España en otras ocasiones accedió a contraer matrimonio con la pareja de su propia madre, y así una vez contraído el mismo y con la documentación oportuna, su supuesto marido, residente legal en España, podría solicitar su agrupación.

Sin embargo los controles de la Oficina de Extranjería de la Subdelegación del Gobierno en Huesca sobre las solicitudes de agrupación o peticiones de residencia, pudieron contrastar datos que la pareja había presentado en los últimos años y detectar lo anómala de la solicitud.

La inmigración ilegal se castiga en el artículo 318 bis del código penal, reformado en 2007 “al que, directa o indirectamente, promueva, favorezca o facilite el tráfico ilegal o la inmigración clandestina de personas desde, en tránsito o con destino a España, será castigado con la pena de cuatro a ocho años de prisión.

Comentarios