Detenidas tres personas por el robo en un desguace

La Policía Nacional detuvo el pasado domingo 27, a las 01:30 horas de la madrugada a tres hombres, que estaban robando en un centro de tratamiento de residuos y desguace de vehículos. Los hombres de 30, 38 y 39 años, fueron localizados próximos al lugar del robo de donde habían salido a la carrera al detectar la presencia de la Policía. Dos dotaciones los localizaron corriendo hacia el centro de la ciudad donde fueron detenidos. Solamente uno de ellos tenía antecedentes policiales.

Portaban varias bolsas con herramientas, pero las prisas les habían hecho dejar dos vehículos, uno de ellos propiedad de uno de los delincuentes, donde habían cargado las piezas que presumiblemente sustraían por encargo.

Se les imputa también la participación en otros robos, uno de ellos en el mismo establecimiento no hacía un mes, dado que muchas piezas que se llevaban en esta ocasión eran de los mismos vehículos y modelos que robaron en la vez anterior, piezas que se complementan y que unas sin otras, no pueden hacerlas funcionar ni colocar o utilizarse.

Entre los efectos que se llevaban de los vehículos, hay ruedas, faros, alfombrillas, asientos, altavoces, embellecedores, inyectores, elementos de seguridad y repuestos varios. Uno de los dos vehículos intervenidos y propiedad de los autores había sido vendido hacía dos meses por su propietario, pero el comprador no había realizado el cambio de titular.

La transferencia del vehículo vendido

La Policía Nacional recuerda que se debe de cumplimentar este trámite para evitar responsabilidades posteriores o multas de tráfico que los compradores cometan.

Los delincuentes suelen comprar vehículos llegando incluso a pagar más valor del valor real intentando así ganar la confianza del vendedor, comprometiéndose ellos a realizar el cambio de titular en la Jefatura de Tráfico.

En la operación el vendedor muchas veces no se queda ni siquiera con copia de la documentación del comprador o se fiá del él, sin saber si es verdadera la copia de la documentación que le han dado o sin son veraces los datos facilitados en el impreso que cumplimenta.

Una vez adquirido el vehículo, suelen delinquir con él sin ningún problema y no les importa en un momento dado, ni las infracciones de trafico que puedan cometer ni el hecho de tenerlo que abandonar si lo precisan.

En un principio y hasta que se demuestre su inocencia, las pistas llevarán a la Policía hasta el titular actual del vehículo que no es otro que el que figura en las bases de datos de la DGT.

Comentarios