El economato de Cruz Blanca moviliza el equivalente a 59.000 euros al mes

250 usuarios acudían este lunes a las instalaciones de Cruz Blanca para conocer las nuevas normas del Tau Socialmarket, nueva denominación del Economato Social. Los puntos tau, que es así como se llama la moneda virtual equivalente a euros que se maneja en el centro, a partir de ahora se repartirán semanalmente en vez de cada mes. De esta forma esperan tener un mayor control y mejor gasto de las 342 familias del área de Huesca que cada mes realizan la compra en este supermercado. Este supermercado está movilizando en estos momentos el equivalente a 58.620 euros al mes.

Este supermercado no ha dejado de incrementar sus usuarios desde que abrió sus puertas, en octubre de 2013. El principal de los cambios de las nuevas normas del Supermercado Social tiene que ver con el control de los puntos Tau que anteriormente se agregaban en la tarjeta de cada usuario mensualmente, provocando gastos incontrolados a principios de mes. A partir de ahora los Taus se cargarán semanalmente, permitiendo un canje de Taus más racional y controlado. De la misma manera, se conseguirá que no haya tantas acumulaciones de gente los días que la tarjeta se carga con los puntos Tau, evitando esperas innecesarias a los usuarios y evitando también las posibles desapariciones prematuras de los productos más demandados.

En la charla explicativa se hacía especial hincapié en las posibles sanciones con pérdida de Taus si varía su situación personal de los usuarios y no se comunica al grupo de profesionales (han encontrado un empleo, por ejemplo) o no siguen los itinerarios de incorporación sociolaboral marcados por los orientadores de Fundación Cruz Blanca.

Las razones para la continua adaptación son en primer lugar el aumento gradual del número de usuarios, que no ha parado de crecer hasta llegar a las 342 familias del área de Huesca que son atendidas en la actualidad, accediendo a un total de 1.200 personas beneficiarias de los servicios del centro.

La puesta en marcha paulatina de los servicios que ofrece el Centro, adaptando espacios y necesidades a los perfiles de los usuarios acogidos es otra de las razones de las alteraciones. El centro abrió sus puertas con el Supermercado Social, pero poco a poco fueron incorporándose otros servicios como el dispensario médico, los servicios de atención psicológica, jurídica, de formación y empleo. Unos servicios que hacen del Proyecto Educativo de apoyo a la alimentación y la cobertura de necesidades básicas, un proyecto que trata íntegramente a las personas o familias en situación de vulnerabilidad social, a cambio de la disposición por parte de éstas de llevar a cabo itinerarios de incorporación social.

Comentarios