Este jueves se entregarán los premios de la Asociación de la Prensa de Aragón

Este 8 de mayo, durante una gala que comenzará a las nueve de la noche en el salón de actos de la Cámara de Comercio de Industria de Zaragoza, se entregarán los premios de la Asociación de Periodistas de

Aragón correspondientes al año 2013.

En esta ocasión, el premio APA-Ciudad de Zaragoza, patrocinado por el Ayuntamiento de la capital aragonesa, ha recaído en el joven periodista Alejandro Bolea Gracia, graduado en el año 2012 por la Universidad San Jorge. Su trabajo sobre desahucios y escraches lo produjo y publicó en El Periódico de Aragón donde fue becario a lo largo del año pasado. Usando acertadamente diferentes géneros periodísticos, Alejandro mantuvo una atención continuada a un tema sin duda de actualidad y de gran calado humano. Sus informaciones aparecieron con frecuencia en la portada del diario. Han sido éstas las virtudes que movieron al jurado a otorgarle el premio, dotado con tres mil euros.

El Premio al Periodismo Local corresponde a Patricia Puértolas Alegre, también joven profesional que trabaja en Monegros donde compatibiliza su función de corresponsal de Heraldo de Aragón con interesantes iniciativas editoriales en internet (Desde Monegros) proyectadas sobre la misma comarca.

La trayectoria profesional es premiada en esta ocasión en la figura de dos periodistas cuyas carreras en Heraldo de Aragón han sido simultáneas, extensas y fructíferas. Carmen Puyó Gómara y Jesús Frago Pérez resumen en sus respectivos currículos el éxito y el estilo de una generación periodística que promovió y protagonizó el último gran momento, por ahora, del periodismo de masas. Ambos pasaron sucesivamente por todos los escalones de la redacción de Heraldo hasta llegar al equipo de dirección: Carmen en la sección de Cultura-Espectáculos y en la gestión de suplementos y Jesús en la organización y control de producción del diario. Además han escrito miles de artículos de todos los géneros periodísticos, y aún siguen haciéndolo en las páginas del rotativo donde desarrollaron toda su vida profesional. Han tenido ocasión de actuar como periodistas de calle, enviados especiales y jefes de secciones específicas. Tan intensas trayectorias simbolizan la de los centenares de periodistas, hoy veteranos, que a lo largo de los Ochenta y Noventa renovaron la gran prensa regional y dotaron a todos los medios escritos o audiovisuales del impulso que produjo el boom mediático que hoy sufre los efectos de la crisis.

Además de esta gala, el mismo día 8 por la mañana la APA ha convocado a los periodistas aragoneses a concentrarse en Huesca, Teruel y Zaragoza para leer en público el manifiesto elaborado por la Federación de Asociaciones de Periodistas de España.

Comentarios