Fallece el joven de Sena que pasó 36 horas en un autobús

Driss familiares amigos fallecido diabetes

Sobre las 13 horas de este martes fallecía el joven diabético que sufrió un desmayo en el autobús de línea regular entre Huesca y Sariñena, y que fue hallado 36 horas después en el vehículo aparcado junto al recinto ferial sariñenense. Desde el domingo estaba en estado crítico ingresado en la UCI del Hospital San Jorge de Huesca.

Más de una decena de familiares y amigos se concentraban a las puertas del hospital tras conocer la noticia. Driss Elgharadi tenía 20 años, estudiaba en Huesca y era residente en la localidad monegrina de Sena, donde vivía desde hace unos 10 años junto a su familia procedente de Marruecos. El viernes por la tarde a las 19 horas cogió el autobús en Huesca con destino a Sariñena y la persona que estaba con él lo vio subir. Sin embargo le extrañó que no le avisara de su llegada, y puso en alerta a la familia. El sábado por la noche denunciaron su desaparición, muy preocupados al ser conscientes de su enfermedad.

La Policía Judicial localizó el domingo a primera hora de la mañana al conductor del autobús, quien aseguró que todos los viajeros habían bajado del vehículo. Tras insistir, fue a comprobarlo y allí (sobre las 10.30 horas de la mañana) encontró al joven inconsciente entre dos asientos al final del autobús. La familia busca responsables por lo ocurrido. Dicen que el conductor tendría que haber revisado el vehículo y se plantean la posibilidad de tramitar una denuncia.

Una amiga de la familia explica que es posible que el chico no hubiese perdido la consciencia en todo momento.

Cuando la policía llamaba a su teléfono móvil dejaba de sonar el tono y no saltaba el buzón, por lo que sospechan que el joven lo podría haber descolgado sin tener fuerzas para articular palabra.

La familia explica que Driss era un chico muy responsable, deportista, que siempre llevaba consigo lo necesario para tratar su diabetes. Creen que se podría haber evitado su muerte.

Habrá que esperar a conocer las investigaciones que lleve a cabo la Guardia Civil, donde el conductor prestó declaración. Por su parte, la empresa propietaria del autobús abría una investigación interna para conocer exactamente lo que ocurrió.

El consejero de Sanidad del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, lamentaba este lunes el suceso durante su visita a Huesca y ya advertía del preocupante estado de salud del joven de origen marroquí.

Comentarios