Se consolida la bajada del paro en la Jacetania

Los datos del paro del mes de abril a juicio de la asociación de empresarios de la Jacetania, AEJ, confirman la tendencia positiva que se viene detectando meses atrás. Viendo la progresión que ha llevado en los últimos meses, todo parece indicar, según la AEJ, que el descenso del paro en la Jacetania se consolida y se confirma. Es el octavo mes consecutivo en el que se registra una mejoría en la cifra de parados

En abril, la comarca de la Jacetania registra 1.070 parados, 184 personas menos que el año pasado, lo que supone un 15% de disminución y es un dato que en abril no se alcanzaba desde el año 2.010. Aun con toda la cautela requerida por el impacto positivo de la Semana Santa, hay ciertos datos que van confirmando mes a mes unas determinadas tendencias:

El número de personas paradas que buscan trabajo en la construcción se ha reducido hasta 170 personas, 68 personas menos que el año pasado, lo que supone un 29% menos. Son datos, dice la AEJ que no se veían desde el año 2.008, al inicio de la crisis.

El sector servicios es el que está acumulando todos los parados en búsqueda de empleo. Ha registrado en abril 753 personas, 104 personas menos que el año pasado, lo que supone una disminución del 12%, un dato situado entre los datos de los años 2.011 y 2.012.

El sector servicios acumula el 70% de los parados que buscan empleo, ya que el turismo y el comercio parecen ser los únicos sectores que están resistiendo el impacto de la crisis, razón por la que muchas personas buscan allí su oportunidad laboral.

El resto de sectores registra variaciones mucho menos significativas, teniendo un aumento de 3 parados en agricultura y una mejoría de 12 y 3 personas en industrias y personas sin ocupación anterior, respectivamente.

Son datos, según la AEJ, que deben ser mirados con prudencia, ya que están influenciados por la Semana Santa que no todos los años cae en abril, pero que consolida un tendencia positiva y el efecto de trasvase de parados de construcción al sector servicios detectado en meses anteriores.

En función de cómo evolucionen estos datos los próximos meses, se podría llegar a ver un descenso del número total de parados de la barrera de los 1.000 parados en el mes de julio de este año, algo que no se ha dado desde el año 2.011.

No obstante, también es importante destacar que hablamos todavía de cifras de parados elevadas, ya que los datos de abril previos a la crisis eran siempre inferior a los 500 parados, siendo el año 2.008 el primer año que se superó dicha cifra y ahora estamos prácticamente en el doble.

Es obvio que aún queda mucho camino por recorrer, pero nos parece importante lanzar un mensaje de moderado optimismo, ya que al menos los datos mejoran.

Comentarios