La Compañía de Esquiadores-Escaladores califica de exitosa la misión en Mali

militares jaca

Tras cinco meses desempeñando cometidos de seguridad y protección de las Unidades de los Ejércitos europeos que forman a las Fuerzas Armadas Malienses, las dos Secciones de la Compañía de Esquiadores-Escaladores del Regimiento de Cazadores de Montaña “Galicia” 64, han regresado de Mali.

El General Jefe de la Jefatura de Tropas de Montaña, el Coronel Jefe del Regimiento de Cazadores de Montaña “Galicia” 64 y el Suboficial Mayor de este Regimiento saludaron a los 73 componentes del 2º vuelo que devolvía a casa a los Esquiadores-Escaladores. El primer vuelo tuvo lugar el lunes día 05, desembarcando entonces 13 miembros del contingente.

La misión de protección llevada a cabo por esta Unidad de élite del Ejército Español, que se constituía en Mali como Compañía “Force Protección” junto a un contingente similar belga, se realiza en colaboración con las propias fuerzas armadas malienses, que son las primeras responsables de la seguridad externa en el Campo de Entrenamiento de Koulikoro.

En el cumplimiento de sus cometidos, la Compañía de Esquiadores-Escaladores ha desarrollado, además de lo descrito, escolta de convoyes, instructores y autoridades, a Bamako, Kati o Bapho (220 km al Norte de Koulikoro), lugar este último donde se realizaría la instrucción de paso de ríos al ejército maliense por parte del alemán.

Las tareas diarias incluían, además de lo mencionado, constituirse como Sección de Reserva y Reacción (QRF), reconocimientos con avión no tripulado (RAVEN), y la asistencia sanitaria a la población por parte de la DUE del contingente, además del mantenimiento de vehículos y equipos, y el enlace táctico proporcionado por el Centro de Comunicaciones. Toda esta serie de actividades y la vida diaria en las distintas localidades, estuvo presidida, en palabras del Capitán Carlos Luis Egea Amador, por una estrecha colaboración y excelente relación con el pueblo maliense, surgida ésta de la absoluta voluntad de este pueblo de avanzar hacia adelante, de aprovechar lo que están recibiendo para progresar. Siempre parafraseando al Capitán Egea Amador, con este pueblo es gratificante y fructífero trabajar, porque este trabajo “queda” y ellos lo aprovechan para progresar. El Capitán ha calificado la misión de muy dinámica, y de un gran aprovechamiento profesional y personal en las relaciones con el pueblo de Mali.

Sin embargo, pero también como parte de su trabajo, la Compañía tuvo la oportunidad de poner en práctica las habilidades que la convierten en una Unidad de élite en el Ejército Español. El “Camp Commander” Tcol. Ryan, de nacionalidad irlandesa, le propuso a la Compañía Española equipar una zona del monte Keita para actividades de escalada, como parte de las actividades “wellfare”.

A las misiones en Albania, Kosovo, Bosnia y Afganistán, escenario este último que fue abierto por la entonces Brigada de Cazadores de Montaña, siendo la Unidad que más veces ha sido destacada a esta tan compleja operación, se une ahora Mali, donde una vez más, la Jefatura de Tropas de Montaña ha cumplido su misión garantizando esta vez la seguridad para que las fuerzas armadas malienses pudieran ser instruidas por los ejércitos europeos.

Comentarios