Las bicicletas, un vehículo en auge con el que compartir la calzada

bicicletas aparcamiento

El cierre al tráfico de buena parte del centro de Huesca y la creación de nuevos carriles bici ha hecho que cada vez se vean más bicicletas por la ciudad, especialmente, con la llegada del buen tiempo. Sin embargo, existe un gran desconocimiento sobre las normas que deben regir su uso en el casco urbano, no sólo por parte de los ciclistas sino también de conductores y peatones. Las bicis sí pueden circular por las calles peatonales, en doble sentido y respetando un límite de velocidad de 10 kilómetros por hora, según establece la normativa municipal.

En las calles no peatonales se pide que los ciclistas circulen por la derecha del carril favoreciendo el paso al resto de vehículos, que deben mantener siempre una distancia de seguridad.

En general se trata de encontrar un equilibro entre conductores, ciclistas y peatones y respetar siempre al otro.

Los ciclistas deben ser conscientes de que conducen un vehículo, y como tal, deben respetar las mismas normas de circulación. Aunque también hace falta una mayor concienciación por parte de los conductores, explican desde Autoescuela Estudiantes.

Con la creación de los nuevos carriles bici hay algunos puntos que resultan conflictivos. Es el caso de las incorporaciones que deben hacer los ciclistas desde su carril al de los coches en la calle Tarbes o en la plaza Santa Clara. Pese a que está señalizado para los vehículos que deben ceder el paso a las bicis, en muchas ocasiones, no se cumple. La causa la encuentran en la falta de visibilidad.

Otro punto que genera dudas es si se puede cruzar un paso de peatones montado en bici. La normativa señala que si hay un carril marcado para ellas, como es el caso de avenida de los Danzantes, sí se puede. En caso contrario, lo correcto es desmontarse y cruzar andando.

Además, desde este pasado viernes, es obligatorio que los menores de 16 años lleven casco cuando vayan por ciudad. Es obligatorio también llevar luz delantera y trasera y un timbre.

Comentarios