La gestión de la inmigración, un desafío para la Unión Europea

La UE tiene como objetivo establecer un enfoque equilibrado para abordar la migración legal y luchar contra la inmigración ilegal. La gestión apropiada de los flujos migratorios exige garantizar un trato equitativo de los nacionales de terceros países que residan legalmente en los Estados miembros, mejorar las medidas de lucha contra la inmigración ilegal y el fomento de la cooperación con terceros países en todos los campos. La UE pretende desarrollar un nivel uniforme de derechos y obligaciones de los inmigrantes legales comparable al de los ciudadanos de la Unión.

El Parlamento Europeo apoya activamente la introducción de una política europea de inmigración. En cuanto a la admisión de nacionales de terceros países, propugna el desarrollo de medios jurídicos, en particular para reducir los incentivos a la inmigración irregular.

En su Resolución sobre el Programa de Estocolmo, aprobada el 25 de noviembre de 2009, el Parlamento instaba a que las políticas relativas a la integración, la inmigración y el asilo se basasen en el pleno respeto de los derechos fundamentales. Una vez más, lamentaba la devolución y las expulsiones colectivas a países en los que no se respetan los derechos humanos. Esta institución siempre ha subrayado la importancia de responder a las necesidades de los grupos más vulnerables, como los refugiados y los menores de edad.

Así, el Parlamento Europeo ha participado activamente en la aprobación de nueva legislación relacionada con la inmigración, reflejada en aspectos como:

. Derechos de los solicitantes de asilo y vigilancia de las fronteras

. Sistema Europeo de Vigilancia de Fronteras (Eurosur)

. Fondo de Asilo, Migración e Integración de la UE

. Fondo de Seguridad Interior de la UE, del que España percibirá 195 millones para la vigilancia de fronteras.

. Libre circulación entre fronteras

Comentarios