El Coso Bajo se convierte en un lienzo para dinamizar el comercio

Arcoiris pintados en la calzada o maniquíes situados a lo largo de la calle. Durante esta semana, los viandantes que caminen por el tramo del Coso Bajo comprendido entre San Lorenzo y la Plaza Santo Domingo se encontrarán con diferentes representaciones de arte urbano que pretenden activar el comercio y concienciar a los ciudadanos de que a falta de que finalice el proceso de peatonalización, los peatones ya tienen preferencia en esa zona.

El proceso de transición hacia la peatonalización final del Coso Bajo ha llevado a la Asociación de comerciantes de Huesca, a los Comerciantes del Coso Bajo y a la Asociación Cultural Animahu a poner en marcha un conjunto de acciones artísticas que ocupen este espacio entre la génesis de la idea de urbanización y su ejecución.

La intervención artística que comenzará este miércoles y que se prolongará hasta el sábado, 17 de mayo con la inauguración de la intervención completa prevé acciones en tres soportes distintos.

En el vallado del solar de Vilas, en el Coso Bajo 23, se pintarán elementos urbanos como bancos, marquesinas, fuentes o farolas a modo de recortables. Posteriormente dichas “pegatinas gigantes” se representarán igualmente en la calzada, mostrando donde van en el proyecto original para que los ciudadanos visualicen la futura obra. Por último, 12 maniquíes, apadrinados por diferentes comercios del Coso Bajo, serán pintados por distintos artistas oscenses y situados a lo largo de la calle a modo de estatuas.

Además, para completar esta propuesta de arte efímero, durante la jornada del sábado, se distribuirá un Carnet VYP (Vehículos y Peatones) entre todos aquellos usuarios de la nueva zona peatonal pudiendo acceder a diferentes descuentos en los comercios del Coso Bajo. Igualmente, de la mano de la Asociación “Izas, la Princesa guisante”, actuará el grupo batucada Sambalá con su espectáculo de tambores itinerantes.

Comentarios