“Quiero aprender en mi barrio” se constituye en asociación para seguir luchando

Una vez que las familias saben a qué colegio irán sus hijos el próximo curso, los padres de Los Olivos han decidido constituirse en asociación para seguir luchando por un problema que, afirman, seguirá durante los próximos años: hace falta una vía más en el colegio Pedro J. Rubio y en el Pirineos-Pyrenées.

Este martes recibían “una bofetada de realidad” con la publicación de las listas definitivas, pues muchos mantenían la esperanza de que el director provincial de Educación, José María Cabello, recapacitara y cambiara de opinión.

Ahora la sensación general es de desánimo y descontento. Se sienten engañados porque Cabello estableció unos pasos a seguir para conseguir esas aulas y, pese a seguirlos, al director provincial “le ha dado igual”.

En la última reunión, los padres del denominado movimiento “Quiero aprender en mi barrio” empezaron ya a redactar los estatutos de la asociación y esperan tenerlos acabados a finales de esta semana o comienzos de la próxima. Saben que a futuro no serán solo 41 socios, pues se sumarán el próximo curso otros padres en su misma situación.

Aunque muchos siguen con la idea de no escolarizar a sus hijos el año que viene, esto no supone que no vayan a recibir educación acorde a lo que pudieran recibir en los colegios de Huesca, pues su idea es buscar profesores que puedan enseñarles para llegar a primaria con el nivel de los niños que han ido al colegio.

Incluso miraron la posibilidad de instalar una escuela móvil, con el espacio buscado y el profesorado, la empresa lleva un aula prefabricada. El problema es que hay que pedir unos permisos en unos plazos determinados a los que ya no llegaban.

Comentarios