Los avances en diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama en el Aula Viamed Santiago

médicos intervención Viamed Santiago

En España se diagnostican cada año 22.000 casos de cáncer de mama y se estima que el riesgo de padecerlo es de 1 cada 8 mujeres en nuestro país. El de mama es el tumor más frecuente entre la población femenina. Con el objetivo de concienciar a la ciudadanía sobre la importancia del diagnóstico precoz, así como de informar sobre los últimos avances en medios diagnósticos y de tratamiento, el Hospital Viamed Santiago organiza una nueva conferencia dentro de su Aula de Salud. La conferencia, abierta al público hasta completar aforo, tiene lugar este jueves a partir 20 horas en el Centro Cultural IberCaja de Huesca.

Intervendrán en ella los especialistas Alfonso Montañana, cirujano general; Simeón López, radiólogo; y Teresa Escalera, especialista en Medicina Nuclear. La conferencia será moderada  por el Director Médico de Hospitales Viamed en Aragón, Marcelino Vila.

El Hospital Viamed Santiago es el único centro hospitalario que realiza en Huesca la prueba para determinar la extensión linfática regional o el estadio del cáncer de mama conocida como “biopsia del ganglio centinela”. A ella se derivan las pruebas que piden los doctores del servicio público aragonés de salud. La Dra. Teresa Escalera  explica que el ganglio centinela es el primer ganglio que recibe el drenaje linfático del tumor y, por tanto, es el primer ganglio al que pasarían las células cancerígenas en el caso que hubiera una diseminación “y, además, nos avisaría, en caso de que se hubiera producido una afectación ganglionar”.

Según informan los especialistas, la prueba consiste en inyectar un pequeño emisor de radiación gamma cerca del tumor para que, posteriormente, el cirujano mediante una sonda pueda extraer el primer ganglio linfático que recibe esta sustancia y analizar si está afectado por el tumor.

“Si ese ganglio en el análisis de la anatomía patológica da negativo, el cirujano no va a necesitar extraer más ganglios y por tanto se evita realizar el vaciamiento axilar (resección ganglionar completa) que se hacía tradicionalmente. Si el ganglio está afectado, entonces el cirujano hará una limpieza de los ganglios dentro de lo que es la cirugía, para garantizar que la paciente va a tener un tratamiento curativo”; explica la Dra. Escalera. A su juicio, se trata de un gran avance ya que, anteriormente, se extirpaban todos los ganglios a las pacientes para evitar que quedaran restos de la enfermedad.

En este sentido el cirujano general Alfonso Montañana reitera la importancia del desarrollo de la teoría del ganglio centinela que, aplicado al cáncer de mama, “ha permitido a la cirugía realizar una ablación más estricta y más segura, menos agresiva pero igual de efectiva, tanto para el conocer el estadio de la enfermedad, como para tratamiento localizado”, concluye.

Comentarios