Día de campo para celebrar San Isidro en Sariñena

San Isidro Sariñena

En la comarca de Los Monegros, donde predomina el sector primario, son más de una docena los municipios que celebran la festividad de San Isidro, venerando al patrón de los agricultores, con romerías, reparto de torta y misas, pero sobre todo es una jornada para disfrutar de la fiesta al aire libre y en la que además el tiempo acompañaba. Es el caso de Sariñena, donde se celebran sus fiestas menores pero muy entrañables.

Como cada 15 de mayo los sariñenenses cumplían con toda la tradición. Los preparativos comienzan en los días previos ya que vecinos de todas las edades se esmeran en la elaboración de las carrozas. Están hechas con estructuras que se adornan con ramas de chopo, flores y se completan con la redacción de refranes alusivos a la fiesta y a temas de actualidad. La de las carrozas es una tradición que se recuperó; antiguamente se realizaba en carruajes, ahora en tractores. Una fiesta a la que no falta nadie.

Tras la misa baturra en la ermita de Santiago, se procede al reparto de bollos de la mano de las asociaciones locales. El Dance de Sariñena, declarado Fiesta de Interés Turístico Regional desde 2011, tampoco puede faltar. Es su primera actuación del año y aunque es menos ceremonioso que el día de San Antolín, se interpretan varias mudanzas con la presencia de la gaita de boto aragonesa.

Los actos entorno a la ermita de Santiago continuaban a lo largo de toda la mañana con las jotas de la mano de componentes de Aires Monegrinos y también de la Trova Sariñenera. Un día muy esperado por los sariñenenses porque se convierte en una jornada de campo llena de tradiciones y de convivencia entre familiares y amigos.

La romería de San Isidro se celebraba antiguamente desde Sariñena hasta el monasterio de La Cartuja de Nuestra Señora de Las Fuentes, que hoy en día se realiza desde otras poblaciones cercanas como San Juan del Flumen, Cartuja de Monegros, Pallaruelo y Lanaja entre otros.

Comentarios