El Justicia se interesa por la atención en colegios a los niños con alergias severas

Fernando García Vicente, Justicia de Aragón, se ha dirigido a los Departamentos de Educación y Sanidad del Gobierno de Aragón, a los Ayuntamientos de las tres capitales de provincia y a todas las Comarcas con el fin de recabar información sobre la atención que reciben los menores que padecen alergias alimenticias severas cuando se produce una reacción grave mientras están en el colegio o en otras actividades de ocio.

La actuación del Justicia se produce en respuesta a la queja de una persona, madre de un niño de 10 años, que padece alergias alimenticias severas. En su escrito de queja, expresa que el año pasado, el niño sufrió dos shocks anafilácticos en los que hubo que administrar con urgencia sendas dosis de adrenalina, afortunadamente estando con sus padres. Añade, que al comienzo de cada curso escolar, habla con los nuevos profesores, entrenadores y monitores para explicarles qué hay que hacer ante un episodio de anafilaxia y cómo se ha de poner una inyección de adrenalina pero, sobre todo, para no llegar a estos extremos y evitar una reacción alérgica.

En la petición de información que el Justicia ha dirigido al Departamento de Educación, pregunta si se ha implementado algún tipo de actuación para informar y formar a los profesores y demás personal de centros educativos (personal de administración y servicios, monitores, etc.) sobre cómo han de intervenir en caso de que se presente una reacción alérgica severa, y si existe algún protocolo de actuación de emergencia para casos graves.

En cuanto a la administración sanitaria, el Justicia de Aragón es consciente de que existen protocolos de actuación ante reacciones alérgicas, no obstante, le ha preguntado si está prevista la colaboración con el Departamento de Educación con el fin de informar y formar a los profesionales no sanitarios que están en contacto con los niños en el reconocimiento y manejo de las posibles reacciones alérgicas.

La preocupación del Justicia se extiende a los ayuntamientos y comarcas como organizadores y/o promotores de actividades de ocio dirigidas a los menores, en especial, en estas fechas próximas a las vacaciones de verano. Es por ello, que se ha interesado de oficio por la formación de los monitores y responsables de tales actividades en primeros auxilios, en general y ante una reacción alérgica severa, en particular.

En 2012, la Institución ya realizó una Sugerencia a la Administración educativa en la que pedía que se estudiara la conveniencia de establecer una normativa para regular la atención de alumnos alérgicos en el entorno escolar.

Comentarios