El XXX aniversario del descenso de Nabatas, protagonista en el programa "A Vivir Altoaragón"

Este será uno de los temas principales que tratará este espacio que se emite los fines de semana de 12:00 a 14:00 horas a través de las emisoras de Radio Huesca en la provincia. El programa, que se realizará este sábado desde Ainsa, pretende dar a conocer la historia, el momento actual y el potencial turístico del descenso de nabatas. El XXX aniversario del descenso de nabatas por el río Cinca es el motivo de la emisión del programa desde la Comarca de Sobrarbe.

Participarán Enrique Campo, presidente de la Comarca de Sobrarbe, Severino Pallaruelo, conocedor de esta tradición, y una representación de la Asociación de Nabateros del Sobrarbe y de la Asociación Empresarial Turística de la Comarca de Sobrarbe. El programa cuenta con el patrocinio de la DPH, Comarca de Sobrarbe y Asociación Empresarial Turística de Sobrarbe.

Para este sábado está previsto, a las 11:30 horas, el descenso popular para Kayak, y por la tarde, a las 18:00 horas, actuación del grupo IXERA y las 19:30 horas, actuación de la Orquestina del Fabirol en Laspuña. Por la noche cena nabatera y verbena.

Este domingo tendrá lugar el descenso de Nabatas. A las 08:30 horas, ofrenda floral en el monolito nabatero del plano de Laspuña; 09:30 horas, misa nabatera en el río cinca; 10:00 horas: almuerzo en la “Placha” y actuación del grupo “Ixera” y las 11:00 horas salida de las Nabatas desde Laspuña para finalizar el descenso en Ainsa.

En el año 1941 tuvo lugar el último descenso nabatero profesional. En 1984 la Asociación de Nabateros de Sobrarbe recuperó esta tradición del descenso de nabatas por el río Cinca que este año cumple el XXX aniversario.

BREVE HISTORIA DE LAS NABATAS

La tradición nabatera del Cinca se remonta al S.XVI, época en la que encontramos los primeros testimonios de esta peligrosa profesión en localidades como Laspuña, Puyarruego y Escalona.

Este oficio no sufrió ninguna evolución con el paso de los años. La lentitud y peligrosidad de la labor junto con la llegada al valle de los primeros camiones de carbón y leña hicieron que se extinguiera esta forma tradicional de transporte. Por otra parte la regulación del Cinca y el Ebro, con la construcción de presas y pantanos hicieron inviable del todo este método de navegación.

La nabata, es un antiguo medio de transporte de los troncos de madera de las zonas productoras de la montaña a las serrerías, situadas en las partes bajas de los valles. El trayecto iba desde el Pirineo hasta Tortosa en el Mediterráneo.

El departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón declaraba "Bien de interés cultural inmaterial" la cultura del transporte fluvial de la madera en Aragón. Se reconocía y protegía de esta forma una actividad tradicional que constituye una parte esencial del patrimonio etnológico aragonés y que sigue viva mediante la celebración anual de descensos de nabatas. Además, el Gobierno de Aragón se ha adherido al proyecto de candidatura de la cultura del transporte fluvial de la madera para que sea incluida en la lista del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Se trata de una candidatura compartida con Navarra, Cataluña y Castilla-La Mancha.

Comentarios