Se pide prevención por el alto nivel de incendios y se adelanta la incorporación de más medios

La Dirección General de Gestión Forestal ha realizado un llamamiento a la prevención y colaboración ciudadana ante el alto nivel de riesgo de incendios forestales que existe en la Comunidad Autónoma a partir de este fin de semana. El director general, Roque Vicente, advierte en este sentido, de que las previsiones apuntan a que la situación de riesgo se mantenga durante todo el fin de semana, por lo que hay que mantener la guardia para que la respuesta sea rápida y contundente. Hasta el 30 de abril tanto el número de incendios como la superficie forestal afectada estaban en valores muy similares a la media histórica. Sin embargo, durante los primeros 15 días de mayo, el número de incendios forestales ha aumentado significativamente.

Esta situación se debe a una prolongada condición de sequía en todo el Levante español que se extiende por todo el sur de la provincia de Teruel así como a la situación de ausencia de lluvia en el último mes en toda la Comunidad autónoma y a una humedad relativa muy baja en los últimos días, lo que conlleva una gran facilidad de ignición. En estos momentos, está activada la prealerta roja (alta) por riesgo de incendio en la cuenca del Turia así como la prealerta naranja (moderada) en muchas zonas de la Comunidad Autónoma de Aragón, situación que se mantendrá durante  todo el fin de semana.

Ante esta situación el Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente tiene desplegado un dispositivo de 53 cuadrillas forestales, 29 autobombas, 3 helicópteros y 15 puestos de vigilancia fija, y ante la situación de riesgo que presenta la Comunidad Autónoma se va a adelantar la incorporación de un mayor número de medios técnicos, cuya activación estaba prevista ser realizada más adelante.

Desde el Departamento se hace un llamamiento para que se extremen las precauciones y así evitar que se produzcan incendios forestales y, a su vez, recuerda la necesidad de observar medidas básicas con carácter general en el uso del fuego en cualquier espacio y régimen de utilización, y en especial en la realización de quemas agrícolas y/o forestales, evitar su realización hasta que las condiciones metrológicas sean más favorables aunque hayan sido autorizadas o utilizar otras alternativas al uso del fuego.

Cuando la adopción de alguna de estas medidas no sea posible, es aconsejable sujetarse a las condiciones generales de la Orden anual y particulares de cada autorización, especialmente:

a) Crear y mantener una faja sin combustible vegetal de anchura suficiente alrededor de la zona a quemar, creando una discontinuidad efectiva entre los restos vegetales y cualquier otro material combustible.

b) La persona autorizada debe comunicar a los colindantes y al Agente de Protección de la Naturaleza el día y la hora de realización de la operación, al menos con tres días de antelación.

c) Las quemas sólo pueden realizarse desde una hora antes de la salida del sol y el fuego debe quedar totalmente extinguido dos horas antes del ocaso.

d) Sólo se pueden realizar quemas en los días en que el viento esté en calma. Si iniciados los trabajos, empeoraran las condiciones, se debe suspender inmediatamente la operación, procediéndose a apagar el fuego.

e) No se puede abandonar la vigilancia en la zona hasta que el fuego esté totalmente apagado y haya transcurrido un período de tiempo suficiente sin que se observen llamas o brasas incandescentes.

f) La persona autorizada debe tomar todas las medidas oportunas para evitar la propagación del fuego, siendo responsable de los daños que puedan producirse.

g) Durante la realización de la quema se debe estar en posesión de la autorización, que podrá ser requerida por los agentes de la autoridad.

Del 1 de enero al 15 de mayo se han detectado en la Comunidad Autónoma 185 incendios forestales, que afectaron a una superficie forestal de 219,22 hectáreas.

Comparando los datos de 2014 con los valores medios de los últimos 10 años, se observa que hasta el 30 de abril tanto el número de incendios como la superficie forestal afectada estaban en valores muy similares a la media histórica. Sin embargo, durante los primeros 15 días del mes de mayo el número de incendios forestales ha aumentado significativamente, produciéndose en 15 días 41 incendios (cuando la media histórica es de 17) que han afectado una superficie de casi 30 hectáreas.

A los incendios forestales anteriormente mencionados hay que sumarle los 24 incendios no forestales en los que ha participado algún medio del Departamento de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente.

Comentarios