Siluetas humanas para rechazar la reforma del Ingreso Aragonés de Inserción

Más de 500 siluetas humanas explican, en lugares visibles de pueblos y ciudades de Aragón, qué casos personales, a juicio de más de 60 asociaciones y entidades sociales, están sufriendo un mal funcionamiento del Ingreso Aragonés de Inserción. Muchos de estos casos quedarán fuera si la Ley sigue adelante en los términos que ya aprobó el Consejo de Gobierno.

Cristina, 47 años. No consigue ningún contrato porque no tiene el título de educación secundaria obligatoria. En estos momentos continúa buscando trabajo y está haciendo 3º de la ESO. Esta mujer queda excluida de la ayuda porque no es compatible con el estudio de una educación reglada.

Mohamed, 26 años. Lleva en España 5 años. Hace dos perdió su permiso de residencia porque estaba en desempleo. Lo ha vuelto a conseguir pero queda excluido del IAI porque con la nueva reforma necesitará dos años de permiso ininterrumpido para cumplir los requisitos.

Son dos ejemplos que quiere hacer visible esta campaña impulsada por Cáritas contra la reforma de la Ley del Ingreso Aragonés de Inserción que ha planteado el Gobierno de Aragón y que en estos momentos llega a sus últimos pasos.

El IAI es una renta de entre 441 y 621 euros que se otorga a familias que no superen unos ingresos y no estén recibiendo ninguna otra prestación. Cáritas, impulsora de este movimiento contra la reforma asegura que sólo un 7% de la población aragonesa en situación de pobreza severa la recibe y que la reforma endurece el acceso. Incrementa de 18 a 25 años la edad mínima y exige un empadronamiento de dos años en vez de uno.

Según datos del GA el pasado mes de enero lo estaban recibiendo 5.775, de ellas 408 en Huesca.

La necesidad está en la calle, donde no es extraño que personas que pasan por una situación de necesidad muestren su indignación por tantas puertas cerradas. Es el caso de Gregorio Trallero, que lleva dos años sin cobrar ninguna prestación. En alguna ocasión Cáritas le ha ayudado a pagar el alquiler, pero asegura que le van a cortar la luz y está cansado de recibir negativas.

Comentarios