Se confía en que la Mesa de las Adversidades Climáticas permita paliar la situación que ha provocado la sequía

La Mesa de las Adversidades Climáticas, dependiente de la Consejería de Agricultura del Gobierno de Aragón, se reunirá el próximo lunes, 26 de mayo, con el fin de estudiar la situación del campo aragonés, tras la prolongada sequía que está sufriendo. Aunque esta semana han llegado las ansiadas lluvias, a tiempo en algunas zonas, en otras la cosecha ya es irrecuperable. Las estimaciones que ha hecho ASAJA Huesca cifran en 90 millones de euros, las pérdidas que sufrirá el secano altoaragonés en esta campaña. De ahí la necesidad de tomar medidas, que atenúen esta circunstancia.

La Mesa de las Adversidades Climáticas permitirá empezar a estudiar la situación. Según José Mª Alcácera, responsable de frutos secos de ASAJA Huesca, la Consejería de Agricultura tiene unos servicios técnicos que realizan informes muy detallados, con previsiones de cosecha y estimaciones de daños, en colaboración con Agroseguro, muy buenos. A partir de allí, habrá que empezar a pedir créditos blandos, o reducción en los módulos. Se verá también qué zonas han sido las más afectadas, por municipios, y allí los ayuntamientos deberán estar muy alerta, porque son ellos quienes deben pedir las ayudas.

ASAJA Huesca ha hecho una primera estimación, que dice que en el cereal de secano se prevé una cosecha, la mitad que el año pasado, y el 20% menos que hace dos años, que ya fue un año mediocre. Esto supone que habrá 90 millones de euros menos de ingresos por cereal de secano en la provincia de Huesca.

Hace dos años ya se reunió la Mesa de las Adversidades Climáticas, también conocida como Mesa de la sequía. En aquel momento hubo una buena predisposición por parte del Gobierno de Aragón. De nuevo sería importante, para que se pueda influir en el sector económico, para que se concedan créditos blandos a la agricultura.

Comentarios