El Ayuntamiento busca la participación para minimizar los efectos del botellón

El Observatorio de Civismo ha conocido el informe elaborado por la comisión de trabajo para el estudio de las medidas a tomar en el botellón de las fiestas de San Lorenzo. Se trata de adoptar una serie de medidas que solucionen, o al menos minimicen, los efectos del botellón en la ciudad. El objetivo es hacerlo con el máximo consenso político y social. Para lograrlo, se habilitará en la web municipal un apartado en el que los ciudadanos puedan opinar sobre las medidas planteadas.

Durante la celebración de las fiestas, se tienen en cuenta medidas para mejorar la salubridad: refuerzo de papeleras y aumento del número de servicios y de contenedores. Además, se plantean impulsar medidas preventivas, mejorar la iluminación, promover actividades alternativas y de integración de los jóvenes en la fiesta y reforzar la presencia policial. Medidas que se implantarían en el entorno del parque de La Manzana, una de las zonas que más jóvenes congrega durante las fiestas.

Otra de las opciones es intentar organizar actividades paralelas que tengan carácter disuasorio y lleven a los chavales a otras zonas, como puede ser un concierto de un grupo con alto poder de convocatoria. Una idea que se plantea para el día 9 que este año, además, coincide con fin de semana.

Además, se incrementará el control en bares y peñas con el fin de que no vendan

alcohol a menores.

Los vecinos piden que este tipo de medidas puedan ser extensibles más allá de las fiestas de San Lorenzo.

Este informe se presentaba este miércoles al Observatorio de Civismo. En este grupo de trabajo hay representantes del Consejo de la Juventud, de la Federación de Barrios, de Policía Local y de las áreas de Fiestas, Juventud y Servicios Sociales.

Acciones antes y después

El equipo de trabajo ha propuesto medidas de consenso social en diferentes fases. Previamente a San Lorenzo, consideran fundamental generar un proceso participativo y lograr el mayor consenso posible. Para ello, hay que trabajar con todos los ámbitos: agentes políticos y sociales, medios de comunicación, jóvenes y vecinos. Se contempla una jornada de participación en junio, formación en dispensación responsable y la sensibilización en redes sociales a través de la campaña de “Blanco y Verde” con mensajes preventivos y también relacionados con la reducción de daños, entre otras cuestiones. Asimismo, se plantea realizar un estudio previo del espacio con técnicos municipales y valorar la ubicación de dispositivos sanitarios y medioambientales.

Después de San Lorenzo, se contempla una recogida eficaz y precoz de la basura, la sustitución de la arena del arenero del parque de la Manzana y la realización de una la evaluación sistematizada de la intervención.

Comentarios