El CCBoscos Monzón repartido entre las pruebas disputadas en Alcorisa, Panticosa, Secastilla y Pineda de Mar

Se celebraba una nueva edición de la Ruta Geoparque del Maestrazgo en la localidad turolense de Alcorisa, cita casi obligada para el Club Ciclista Boscos desde que hace unos años se descubriera la belleza y dureza de esta cicloturista. Una vez más, el Puerto de San Cristóbal, con sus durísimas rampas de más del 20%, puso a prueba la resistencia de los participantes en el recorrido largo. Paco Salamero entraba en los puestos de honor en su categoría y Manolo Ciria comprobaba en sus carnes la dureza del temido San Cristóbal. Joaquín Castro y Alfonso Calvo también disfrutaban del recorrido “corto” con sus 135 kilómetros y más de 2300 metros de desnivel acumulado.

Un día después, se disputaba en Panticosa una nueva prueba de Copa Máster Aragonesa. Durísimo el recorrido que la organización había marcado para esta primera prueba que celebraban dentro del calendario de Copa Máster. Salida desde Panticosa y ya en la primera dificultad montañosa se producía la escapada que decidiría al ganador de la prueba, imponiéndose en la meta de Formigal el corredor del CC Cuatro Caminos Rafael Pérez. Alejandro Torres lograba entrar con el pelotón en 4º puesto de la categoría Senior lo que le permite mantener una semana más el maillot de líder de la categoría.

En cuanto a la BTT, hay que felicitar a los tres integrantes del CCBoscos Monzón que participaban en la dura prueba del Circuito de la Ribagorza celebrada en Secastilla. Se trataba de un recorrido muy exigente, más aun este año, que la segunda parte de la misma se encontraba con mucha piedra suelta. Esto no impidió subir al 2º lugar de la categoría Máster 40 a Narciso Barranco, el cual entraba en meta con la rueda trasera pinchada y era acompañado en el 3º puesto por Toño Fernández. En categoría Máster 50 Gonzalo Ferrer también lograba el 2º puesto.

Jon Pardo no tuvo tanta suerte en una nueva prueba de la Challenger Catalana de Descenso celebrada en Pineda de Mar. Un circuito en el que la primera parte se encontraba con mucha arena suelta y poco desnivel penalizaba al Raider de Monzon, quedando esta vez en novena posición de su categoría.

Ahora, la vista está puesta en este fin de semana, donde grandes retos llegan para los integrantes del CCBoscos Monzón: unos en la dura prueba de La Mussara – Polar Gran Fondo que se celebrará en Cambrils, y sobre todo Marta, Julián, Marcos y Company que se van a Cabezón de la sal para correr el “Infierno Cantabro”, la durísima 1000 del Soplao, 165 kilómetros y más de 4800 metros de desnivel positivo para completar la carrera más dura de BTT en la que la meteorología suele jugar muy malas pasadas.

Comentarios