Más de una veintena de elementos patrimoniales de la provincia en la lista roja del patrimonio

Castillo de Arrés

La lista roja del patrimonio aspira a recoger los diferentes elementos del Patrimonio Histórico español que se encuentran sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores. De la provincia de Huesca hay incluidos un total de 26 elementos, casi la mitad de los 61 que hay en Aragón.

La Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, en Sariñena, es uno de los elementos patrimoniales que se encuentran en esta lista y de la que más se está hablando en los últimos tiempos, debido a la propiedad de la misma.

En estado de abandono se encuentra también el Castillo de Arrés, con restos de una fortaleza de origen gótico y que se encuentra emplazada en el Camino de Santiago, se trata además de un Bien de Interés Cultural.

Engrosan esta lista asimismo diferentes ermitas como las de: San Martín de Terraza en la Ribagorza, la románica de Sercué de principios del Siglo XIII, Santa María de Javierremartes, un templo románico de finales del Siglo XII, la de Anzano, reconvertida en garaje de maquinaria agrícola o la ermita románica-lombarda de San Pelay.

Aparecen también varias iglesias como las de Acín, Nuestra Señora de la Cerrea en Puibolea, San Bartolomé en Larrosa, San Juan Evangelista en Besians, San Miguel de Otal en Broto, San Pedro en cenarbe, San Esteban en Villarrué, San Vicente Mártir en Villanúa, la de Anzano, San Miguel de Abós en Jaca, San Pedro Apóstol en Bentué de Nocito, San Saturnino de Bergosa o Santa María de Belsué.

Además se encuentran otros elementos como el Molino de Fañanás, la necrópolis medieval de San Grimen en Hecho, el palacio fortificado de los Altarriba en Permisán, el pantócrator de la iglesia de San Juan Bautista de Omiste o la torre defensiva de Abenilla del siglo XVI.

Comentarios