Lidia Castán Pérez, premio extraordinario de promoción de Enfermería

Cincuenta y un nuevos graduados en Enfermería formados en el campus de Huesca recibían sus diplomas este viernes en la ceremonia de clausura del curso académico 2013-2014. La alumna Lidia Castán Pérez recibía el premio extraordinario a la estudiante con mejor expediente de la anterior promoción (2009-2013).

La Escuela Universitaria de Enfermería de la capital oscense, centro dependiente del Salud y adscrito a la Universidad de Zaragoza, celebraba el acto de fin de curso de la que es su tercera promoción de graduados y graduadas. La historia de la Escuela cuenta en su haber otras 38 promociones de ATS o de diplomatura de enfermería.

La profesora de esta entidad Concha Germán impartía la lección de fin de carrera de esta promoción. Germán, que es coordinadora del Máster Universitario aragonés en esta especialidad, y ha publicado recientemente el libro “La revolución de las batas blancas”, sobre la enfermería española en la Transición, desarrollaba en su conferencia la transformación de esta profesión en España, entre 1980 y 2014, los logros conseguidos y los desafíos que se presentan en la actualidad.

La actual Escuela Universitaria de Enfermería de Huesca, centro público adscrito a la Universidad de Zaragoza, dependiente orgánicamente del Servicio Aragonés de Salud del Gobierno de Aragón, inició su andadura en el año 1970 –dos años después de la creación del Hospital San Jorge-, impartiendo estudios de Ayudante Técnico Sanitario. En 1979 empezó a ofrecer la Diplomatura en Enfermería, al adquirir esta formación carácter universitario. Y en 2008 fue también de los primeros centros españoles en ofrecer el nuevo grado, adaptado al Espacio Europeo de Educación Superior, que está acabando de formar a su primera promoción. Previamente, la escuela oscense había dado a la sociedad 9 promociones de ATS y 29 de diplomadas y diplomados en enfermería.

Comentarios