CHA expresa su queja por el estado de mantenimiento de la muralla de Huesca

CHA ha expresado su queja por la desidia del equipo de gobierno municipal en el mantenimiento de la muralla de Huesca. Los trabajos de consolidación de la muralla musulmana de Huesca que se han emprendido en los últimos tiempos no tienen fecha de finalización, a pesar de que el monumento evidencia el mal estado en que se encuentra, por lo que es necesaria una actuación urgente para que no se degrade aún más, mediante unas mínimas labores de mantenimiento.

En diciembre de 2012, la Dirección General de Patrimonio Cultural finalizó las obras de restauración de la muralla del tramo comprendido entre la calle Desengaño y el Colegio de San Vicente. La actuación se centró en la consolidación del paño interior y ejecución de drenaje que permitiera la actuación prevista por el Ayuntamiento de Huesca en la adecuación de ese espacio para paseo, quedando pendiente una última fase que consolidara la hoja exterior de la muralla. En este último elemento, pendiente de restauración, se han producido desprendimientos. Recuerdan, igualmente, que en el tramo situado frente al albergue municipal todavía no se ha intervenido.

Ante una pregunta de Chunta Aragonesista en las Cortes de Aragón relativa al deterioro de la muralla de Huesca en la que se preguntaba por los plazos previstos por el Gobierno de Aragón para acometer las actuaciones pendientes para evitar un mayor deterioro del monumento y la puesta en riesgo de los viandantes, la consejera Serrat ha contestado “que no ha sido posible disponer de dotación presupuestaria para redactar el proyecto de la última fase y recuerda que el Departamento de Educación, Universidad, Cultura y Deporte contribuye a la preservación y conservación de los bienes de interés cultural aragoneses en la medida que sus disponibilidades presupuestarias lo permiten y que, conforme a lo establecido en el artículo 33 de la Ley 3/1999, de 10 de marzo, el Patrimonio Cultural Aragonés, es el propietario del bien el que tiene el deber de conservarlo adecuadamente y por tanto responsable de los daños provocados a terceros como consecuencia de su deficiente estado de conservación”.

Dolores Serrat recordó igualmente que la Ley 3/2009, de 17 de junio, de Urbanismo de Aragón, en cuyo artículo 251 dispone que los propietarios de cualesquiera edificaciones deberán mantenerlos en adecuadas condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y calidad ambiental, cultural y turística.

La vegetación empieza a acumularse entre las piedras de algunos tramos de la muralla por lo que desde CHA se ha solicitado el «adecentamiento urgente e inmediato» del monumento «dado el grado de abandono que sufre y que se aprecia varios paños del mismo, principalmente en aquellos en los que todavía no se ha intervenido».

“Concretamente la parte de la muralla recientemente intervenida donde es perfectamente visible la vegetación que brota y que constituye un grave peligro porque acelera notablemente su deterioro”, explica Nagore.

Las plantas superiores (musgos, hierbas, arbustos) desarrolladas sobre las piedras de las edificaciones colaboran a su deterioro desde varios puntos de vista. En primer lugar, producen una alteración cromática; además, sus productos metabólicos suponen una agresión química para el sustrato, colaborando a su disolución y a la formación de pátinas y costras biogénicas; sus raíces también pueden generar bioincrustaciones y terminar produciendo fisuras y fragmentación del sustrato pétreo al introducir sus raíces tensiones muy elevadas en la piedra. A todo ello hay que añadir que el desarrollo de vegetación supone un incremento en la capacidad de retención de humedad por la piedra.

Por ello, explica Francho Nagore “desde Chunta Aragonesista hemos preguntado a la concejala Allué en la Comisión de Urbanismo por las actuaciones que desde el Ayuntamiento se tienen previstas llevar a cabo para mantener una adecuada conservación de la muralla y garantizar las adecuadas condiciones de seguridad, salubridad, ornato público y calidad ambiental, tal y cómo está obligado a hacer el Consistorio como propietario del monumento, además de ser el responsable de los daños que pudieran producirse a terceros.”

“El PP de Huesca muestra una preocupante relajación con el mantenimiento del patrimonio de la Ciudad, como demuestra con los restos aparecidos en la Calle Canellas, por lo que desde CHA nos hemos interesado por si el Equipo de Gobierno tiene intención de acometer actuaciones mínimas de mantenimiento para la adecuada conservación de la muralla, que pasarían por la simple eliminación de la vegetación, tarea sencilla y rápida de realizar, que si se realizase por lo menos una vez al año, evitaría daños mayores en el futuro”, concluye Francho Nagore.

Comentarios