La oposición rechaza la reforma del Ingreso Aragonés de Inserción

Izquierda Unida presentaba en el pleno de este miércoles una propuesta de resolución relativa a la reforma que pretende impulsar el Gobierno de Aragón del Ingreso Aragonés de Inserción. En concreto piden que se retire dicho proyecto de ley y se promueva uno nuevo, consensuado con los colectivos y entidades implicados en los servicios sociales, manteniendo la prestación a todas aquellas personas que lo necesiten, garantizando los recursos económicos que sean precisos para su total cobertura. Una propuesta que contaba con el apoyo de PSOE y CHA y el voto en contra de PP y PAR por lo que no salía adelante.

El PP, por su parte, explicaba que este proyecto está en fase de tramitación parlamentaria y que debe ser a través de la presentación de enmiendas como se debata este texto. Es momento de trabajar para lograr una ley consensuada, afirmaban desde el equipo de gobierno. El IAI es una renta de entre 441 y 621 euros que se otorga a familias que no superen unos ingresos y no estén recibiendo ninguna otra prestación. Cáritas es la organización impulsora del movimiento contra la reforma, asegura que sólo un 7% de la población aragonesa en situación de pobreza severa la recibe y que la reforma endurece el acceso. Incrementa de 18 a 25 años la edad mínima y exige un empadronamiento de dos años en vez de uno.

Según datos del GA el pasado mes de enero lo estaban recibiendo 5.775 personas, de ellas, 408 en Huesca.

Por otra parte, se aprobaba por unanimidad el punto relativo solar de casa Aísa. Con el objetivo de resolver la propiedad del solar de Casa Aísa, tanto Ayuntamiento de Huesca como CAI y Gobierno de Aragón, decidían revocar los acuerdos que se adoptaron para la cesión de la propiedad por las dificultades que hubo para su trámite. Concretamente en 2008, el consistorio oscense y la CAI, propietarios del solar, acordaban ceder dicho solar al Instituto Aragonés de Servicios Sociales (IASS), pero se hizo la cesión sin registrar la propiedad de las obras para la construcción del edificio de Casa Aísa, lo que impedía completar el trámite.

Dictaminadas por la última comisión de Hacienda, se aprobaba por unanimidad la revisión de las tarifas de la estación de autobuses y la fijación de los días festivos locales.

Se aprobaba también la adenda al convenio de colaboración entre el Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Huesca para la gestión de un programa de alquiler social de viviendas.

En ruegos y preguntas, IU y CHA preguntaban a la alcaldesa por la colocación de una antena de telefonía móvil cerca del colegio Pirineos-Pyrénées y por las medidas que se están tomando respecto al plan contra la pobreza energética. Alós aseguraba estar pendiente de ambos temas y, respecto al segundo, explicaba que va a mantener una reunión con una empresa energética la próxima semana para estudiar mecanismos que faciliten que todos los ciudadanos tengan garantizado el suministro.

Comentarios