Almaty (Kazajistán) y Pekín (China) se quedan solas como candidatas a las Olimpiadas de invierno 2022

Las noticias de nieve siguen siendo actualidad. El lunes se inaugura en Barcelona el 49 congreso de la Federación Internacional de Ski que servirá para elegir en mundial de 2019 de alpino. España que renunció con Barcelona y Zaragoza-Jaca a los JJOO de invierno, en plena crisis económica, tiene enterrados los sueños Olímpicos y mundialistas. Ahora se ha conocido que para los Juegos de Invierno de 2022 se han retirado la mayor parte de aspirantes.

Cracovia abandonará la carrera para acoger los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 después de que sus habitantes votaran el Domingo en referéndum contra la candidatura de la ciudad. Un 69,72 % de los ciudadanos respaldó el "no" a los Juegos de Invierno, con una participación que rozó el 36 % (superando el mínimo del 30% exigido), según los resultados hechos públicos esta semana por el ayuntamiento de Cracovia tras concluir el escrutinio de los votos.

El alcalde de la ciudad, en un artículo de nevasport señala que el independiente Jacek Majchrowski, confirmó tras conocer la victoria del "no" que "Cracovia abandonará sus intentos por organizar los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022". Los detractores de que Cracovia sea sede de la cita deportiva alegaban que la organización conllevará un excesivo endeudamiento para la ciudad, aumentos injustificados de las tarifas de servicios públicos o reducciónde zonas verdes. De hecho se calculaba que el coste de la organización rondaría los 1.400 millones de euros, además de la necesidad de invertir más de 260 millones de euros en instalaciones deportivas.

La decisión de celebrar un referéndum se tomó el pasado 1 de abril, e inicialmente contó con la oposición de la Comisión Electoral Polaca, ya que la jornada coincidía con las elecciones europeas. La votación también sirvió para plantear a los ciudadanos otras tres preguntas sobre la construcción de un metro en Cracovia, la implantación de un sistema de vídeo vigilancia en la ciudad y la creación de más carriles bici.

Con esta ya son varias las ciudades que han retirado su candidatura o su intención de presentarse.

- Primero lo hizo la alemana Munich, que en Noviembre de 2013 la rechazó en referéndum, y poco después Barcelona por decisión del Ayuntamiento.

- En enero, Estocolmo se retiró de la carrera cuando el partido gobernante de Suecia afirmó que no tenía sentido gastarse una millonada en unas instalaciones que se iban a hacer servir un par de semanas y luego nunca más, algo común en el resto de instalaciones olímpicas.

- En Marzo de este año otro referéndum público rechazaba la candidatura conjunta de Davos/St Moritz

- A principios de mayo, un partido de la coalición en el poder en Noruega se negó a financiar el proyecto de la candidatura de Oslo, por lo que esta candidata también está en entredicho.

- Liv (Ucrania) está a punto de anunciar que se retira. En el país suenan tambores de guerra, y media Ucrania se ha levantado en contra del Gobierno central para anexionarse a Rusia.

Por el momento las únicas candidaturas que se mantienen en pie son las de Almaty (Kazajistán) y Pekín (China). La primera de ellas está en un país que nada en petróleo con un Presidente de por vida que hace y deshace, en una similitud a cómo ganó Qatar el Mundial de Fútbol de 2022 (que por cierto Blatter acaba de reconocer que fue un error otorgárselo). La otra es China, y ya se sabe que de momento allí por dinero y por rapidez en hacer las cosas no hay problema.

La ciudades finalistas serán designadas por el COI entre el 7 y 9 de Julio en Lausana y el nombre de la ciudad organizadora se conocerá el 31 de julio de 2015 en Kuala Lumpur. Si la situación se mantiene, podríamos ver como por primera vez en la historia los Juegos se organizan en Asia en dos ediciones consecutivas, ya que los de 2018 los acoge Corea del Sur.

Los Juegos Olímpicos de Sochi costaron 51 mil millones de euros. Un dispendio tan absurdo como enorme que ha marcado un antes y un después en este tipo de evento invernal, que ya no se ven como una apuesta segura. Todas las ciudades que han rechazado o se han retirado de la candidatura tienen una cosa en común, y es que cuando se le ha preguntado a los ciudadanos, éstos han dicho que no

Comentarios