La Presidenta de Aragón justifica la restricción del IAI para evitar el "efecto llamada"

Evitar que personas sin recursos de Comunidades limítrofes pidan la renta social básica en Aragón es una de las justificaciones que se desprenden de la reforma de la Ley del Ingreso Aragonés de Inserción que propone el Gobierno de Aragón. A ello aludía la presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, en su respuesta a la pregunta realizada por IU en el pleno de las Cortes. Una reforma que cuenta con el rechazo de más de 65 entidades sociales encabezadas por Cáritas.

El Ingreso Aragonés de Inserción es una renta de entre 441 y 621 euros que se otorga a familias que no superen unos ingresos mínimos. El Departamento de Sanidad Bienestar Social y Familia asegura que el objetivo no es reducir el número de beneficiarios, sino adaptarse a la nueva situación social.

NUEVOS CRITERIOS

Con el nuevo proyecto la edad mínima para obtenerlo pasaría de los 18 a los 25 años y la máxima seguiría siendo la de 65 años, aunque con la excepción de aquellos mayores de 65 que no perciban pensión no contributiva, ya que hasta ahora no podían hacerlo.

Podrán cobrar la prestación del IAI, aquellas personas que se acojan o cumplan los siguientes requisitos: orfandad, violencia de género, finalización de la tutela, centros de protección y reforma y aquellos menores de 25 años que tengan a su cargo menores o discapacitados.

El nuevo proyecto de IAI amplía el plazo de empadronamiento necesario para acceder a la ayuda, de un año a dos años de empadronamiento previo, y sería subsidiario e incompatible con personas que se encuentren presas, que cuenten con excedencias o bajas voluntarias.

La duración de la prestación se ampliaría de un año a tres, no pudiendo solicitar una nueva ayuda hasta trascurrido un año. En caso de extrema necesidad y debidamente valorado, según se determine reglamentariamente, se podrían otorgar renovaciones anuales más allá del límite.

En las Comunidades Autónomas limítrofes, como Castilla-La Mancha, Castilla- León, Cataluña, La Rioja, Navarra o Valencia, la edad para poder percibir el IAI oscila entre los 25 y 65 años, la antelación de empadronamiento es de 2 años, excepto en Castilla-León y La Rioja donde es de uno y tres años respectivamente, y su plazo máximo de prestación ronda de los 6 a los 36 meses.

RECHAZO DE ENTIDADES SOCIALES

La reforma de la Ley del Ingreso Aragonés de Inserción que ha planteado el Gobierno de Aragón y que en estos momentos llega a sus últimos pasos se ha topado con el rechazo de más de 65 entidades sociales de la Comunidad encabezadas por Cáritas Aragón. En un manifiesto muestran su preocupación por los cambios en el acceso. Algo que, a su juicio, “no sólo no da respuesta a la realidad social actual, sino que empeora muchos de los aspectos de aquélla”. También denuncian que la “garantía de los recursos mínimos de subsistencia (…) quedará supeditada a que pueda hacerse efectiva su financiación”.

En este manifiesto hablan de una clara insuficiencia de estas ayudas que suponen una renta básica para quienes no tienen ningún otro ingreso. Aseguran que en enero de 2014 “sólo 5.409 personas eran titulares de IAI, lo que representa una tasa de cobertura de un escaso 7% de la población aragonesa en situación de pobreza severa”.

Comentarios