El Castillo de Loarre celebra su fiesta con el objetivo de convertirse en Patrimonio de la Humanidad

castillo loarre

El Castillo de Loarre acogía este domingo la celebración de la tradicional Fiesta de la Ascensión y del Día del Socio. Una jornada festiva para conmemorar la importancia de esta fortaleza y seguir reivindicando que sea declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Coincidiendo con esta celebración, cada año la Asociación de Amigos del Castillo de Loarre nombra un nuevo Socio de Honor. En esta ocasión, el elegido era Manuel Sarasa, científico ayerbense conocido por sus investigaciones sobre la vacuna contra el alzheimer.

El doctor Sarasa recibía este reconocimiento arropado por sus familiares y amigos. Buen embajador de su tierra, aseguraba que cada vez que ve las montañas que rodean a esta fortaleza se siente “en casa”.

La vacuna contra el alzhéimer, desarrollada por un equipo liderado por Sarasa, se está ensayando en humanos. El estar apoyado económicamente por una farmacéutica, le permite seguir con sus investigaciones sin tener el problema de la financiación, explicaba. Un trabajo que avanza despacio, con paciencia, aseguraba, pero con la confianza de lograr una cura para esta enfermedad.

La jornada festiva se iniciaba con la subida en romería, desde el pueblo hasta el castillo, portando las reliquias de San Demetrio, patrón de Loarre, y el Pendón Procesional. Ahí se les daba la bienvenida con reparto de torta y vino y, posteriormente, se celebraba la eucaristía en la iglesia de San Pedro del Castillo. Al finalizar, se hacía el nombramiento de Manuel Sarasa como Socio de Honor de la Asociación.

El Castillo de Loarre fue construido en el siglo XI y presenta un buen estado de conservación, lo que hace que sea uno de los mejores ejemplos de arquitectura militar y civil del románico de España. Fue denominado Bien de Interés Cultural y Monumento Nacional en el año 1906. El siguiente objetivo es su declaración como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Comentarios