Las políticas de desarrollo rural han generado 382 millones de euros de inversión en Aragón

Dar cuenta de las actuaciones, inversiones y empleo generado en Aragón gracias a la política agrícola de desarrollo rural que ha llevado a cabo el Gobierno de Aragón, desde la Dirección General de Desarrollo Rural, dirigida por Luis Marruedo, durante los tres años de la presente legislatura. Con este objetivo, el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Modesto Lobón, realizaba un balance de las grandes líneas acometidas, empezando por describir el pacto de gobernabilidad sobre el que se asienta la política del Gobierno como piedra angular. Mantener las ayudas en modernización y creación de regadíos, concentración parcelaria e incorporación de jóvenes y modernización de explotaciones han generado una inversión de 265 millones de euros.

Tal y como declaraba Lobón, algunos de los objetivos que se marcaron cuando se suscribió el pacto de gobernabilidad, pasaban por la creación de empleo y por una estrategia de desarrollo, por una política hidráulica en la que no diera cabida el trasvase del Ebro, por la consecución de las obras del Pacto del Agua, la revisión de las sociedades públicas, la negociación de la nueva PAC, el cumplimiento de las exigencias europeas en materia de depuración, y llevar a cabo una simplificación legislativa. Todas ellas, materias propias del Departamento, en las que se ha estado trabajando, y sobre las que se ha hecho un balance general, explicando cual es la situación actual y lo que se encuentra pendiente.

Lobón, tras insistir en su capacidad de generación de riqueza y empleo, tal y como lo demuestran las cifras, manifestaba que la dirección general de Desarrollo Rural, por ser el principal motor inversor del Departamento, ha influido en el objetivo de aumentar la competitividad que se marcó en el Paco de Gobernabilidad.  

 

Además, el Consejero hacía hincapié en la política hidráulica llevada a cabo durante estos tres años, mostrando satisfacción por el importante impulso que el Ministerio ha dado a las Obras del Pacto del Agua. En estos momentos, decía, hay terminadas 66 obras, 10 están en ejecución y 22 en tramitación, siendo la obra del recrecimiento de Yesa la que ha recibido mayor impulso, junto con las obras del embalse de Almudevar y Biscarrués.

 

La Política Agraria Común también tenía cabida en este balance, sobre la que el consejero aseguraba que se ha realizado una buena negociación que ha terminado por favorecer a Aragón, a la esperar de conocer en junio los detalles de manera pormenorizada. En las mismas fechas se conocerán también las concreciones de la negociación que se ha realizado del segundo pilar de la PAC, el nuevo Programa de Desarrollo Rural de Aragón 2014-2020, dirigido a impulsar entre otros, los regadíos, la incorporación de los jóvenes al medio rural y la agroindustria.

 

De manera específica, Modesto Lobón y Luis Marruedo, exponían las líneas de actuación llevadas a cabo en materia de desarrollo rural, destacando dos grandes bloques dirigidos a aumentar la competitividad, por un lado, y a mantenerla por otro. Para incrementar la competividad, se ha apostado por mantener las ayudas en modernización y creación de regadíos, concentración parcelaria e incorporación de jóvenes y modernización de explotaciones. Estas ayudas han generado una inversión de 265 millones de euros.

Por otro lado, y con objeto de mantener la competitividad, el Gobierno de Aragón ha subvencionado las pólizas de seguros agrarios y ganaderos con 45 millones de euros, y ha cubierto las ayudas solicitadas de las Indemnización Compensatoria en Zonas Desfavorecidas y de Montaña por un valor de 24 millones de euros.

 

A todo ello, hay que añadir las ayudas concedidas dentro del Programa Leader y el Programa de Desarrollo Rural Sostenible, que ambas superan los 50 millones de inversión. Con todo, la Dirección General de Desarrollo Rural, ha podido alcanzar una destacada cifra de inversión total de 382 millones de euros.

 

A este respecto, Luis Marruedo concretaba las solicitudes y cuantías destinadas en las distintas líneas de ayuda realizadas desde la dirección general que dirige, recalcando que “el departamento, sólo con las subvenciones concedidas en apoyo a los jóvenes y modernización de explotaciones, y a los proyectos Leader, terminará la legislatura habiendo creado 2.200 puestos de trabajo identificables y con vocación de permanencia en el medio rural aragonés. 

Comentarios